Las mascotas más adecuadas para niños

¿Qué animales son adecuados para niños pequeños?

Los animales son siempre motivo de discusión entre las familias, y es que mientras unos están convencidos de que son perfectos para ayudar al desarrollo de los niños, otros insisten en los riesgos que conllevan. Por ello, vamos a ver qué mascotas son las más adecuadas para ellos, junto a una visión de los efectos que surgen al tenerlos en casa.

Perros y gatos para los niños

Perros y gatos son los más utilizados como mascotas con una diferencia abrumadora respecto al resto, y hay buenos motivos para ello: son dóciles, sencillos de educar y con un sentido del apego enorme. Tampoco requieren de excesivo tiempo ni un tipo de cuidado particular, permitiendo que los propios niños tomen parte en sus cuidados. Si los juntamos a la familia desde que son pequeños, poco a poco irán sumándose a su educación, ganando en responsabilidad.

El tamaño del perro debe preocuparnos más por el espacio que tengamos, que porque sea perjudicial para el pequeño. Ningún animal de este tipo le hará daño, son muy cuidadosos con los dueños y los niños, que a pesar de ser especialmente trastos, también aprenden a adaptarse al perro. Por otro lado, con los gatos sí deberemos tener cierto cuidado con sus uñas. No van a arañarles, pero sí son menos apegados y al tener que rascarse, pueden hacer daño al pequeño sin querer.

Animales enjaulados para los pequeños

Pájaros, peces y hámsters tienen el problema de ser poco interactivos en sus rincones, lo que hace que sea más difícil tomarles cariño. Los niños suelen jugar con los animales a su manera, estando cerca de ellos y observando su comportamiento. Un pez en su pecera o un pájaro enjaulado apenas tienen conductas, siendo nuestro contacto con ellos el justo y necesario para alimentarlos y observarlos de vez en cuando.

Si les inculcamos a los niños la idea de cuidarlos, pueden ser excelentes para que tomen responsabilidades. Requieren cuidados mucho más concretos que los perros o los gatos, y aunque pueda darles pereza al principio, con el tiempo aprenderán a encargarse de sus asuntos si les planteamos que sin sus cuidados pueden llegar a morir.

Animales exóticos para niños

Suelen ser poco recomendables por la dificultad de sus cuidados y la poca empatía que crean. Es muy difícil que un niño le tome cariño a una serpiente, una araña o una iguana, pudiendo incluso llegar a tenerles miedo. Además, tenemos el problema de los cuidados, siendo habitualmente mucho más específicos que con los demás animales. Si realmente nos gustan este tipo de "mascotas", tendremos que asumir toda la responsabilidad, al menos al principio, sabiendo los riesgos que corremos.

Si deseas leer más artículos similares a Las mascotas más adecuadas para niños, te sugerimos que visites nuestra sección Niños.

Esta nota te fue útil?
3 valoraciones.
El 33% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social