Cómo jugar con el gato

Pasar un tiempo divertido con tu mascota es lo mejor para quitarse tensiones y aprovechar su compañía. Aquí te ofrecemos algunas ideas para jugar con tu gato.

Cómo jugar con el gato

Juegos para el gato

Los gatos tienen una falsa reputación de solitarios e independientes, pero lo cierto es que la gran mayoría de los mininos son hogareños, cariñosos, y necesitan de amor y cuidados para ser felices.

Si quieres pasar un buen momento con tu felino disfrutando de juegos, primero debes conocerlo bien. Cada animal y ser vivo tiene su personalidad y sus gustos, por lo que tu gato tendrá juegos favoritos y juegos que no le agraden. Los estereotipos dicen que a los gatos les gusta jugar con ovillos de lanas, pero primero verifica que tu mascota disfrute este juego, de otro modo no participará.

Cómo jugar con el gato
Cómo jugar con el gato

A la hora de elegir los juegos, ten en cuenta el estado de tu gato. Si ha tenido cría, una operación, si está enfermo o si su salud no es óptima, procura hacer juegos en los que no deba correr o saltar, para no dañarse. También recuerda no arrinconar a tu gato durante el juego, pues podría arañarte o saltar, rompiendo algo en casa y arruinando la diversión.

Juegos para divertirse con gatos

El más popular es el juego de las lanas. Compra una pequeña madeja de un hilado resistente, que no se deshilache, pues el gato podría comerse las pelusas. Debe ser resistente, como hilo sisal, rafia u otro similar, incluso piola de algodón.
Arma el ovillo con la madeja y cóselo para que no se desarme. Deja un extremo libre, decorándolo si prefieres con un pompón del mismo hilado, y deja que tu gato lo mueve e intente atraparlo, o sino ofrécelo a cierta altura para que busque atraparlo.

A los gatos suele gustarle atrapar a sus presas. Con el tubo de cartón del papel sanitario puedes hacer un juguete ideal, decorándolo con trozos de tela para que sea más llamativo. Sólo arrójaselo por el aire para que la mascota intente atraparlo, o hazlo rodar por el piso. También puedes hacer un juguete de cartón, similar a un pequeño ratón, y asir un hilo por un extremo. Coloca el juguete en el piso y jala del hilo, para que se mueva y tu gato lo persiga por la casa.

Como ves, no es necesario gastar fortunas en juguetes sofisticados, sólo arrastrar tu mano por debajo de las sabanas hará que tu gato se entretenga antes de ir a dormir, y tú la pasarás genial disfrutando de su sagacidad y agilidad para atrapar esta misteriosa presa.

"A la hora de elegir los juegos, ten en cuenta el estado de tu gato. Si ha tenido cría o si está enfermo, procura hacer juegos en los que no deba correr o saltar."

"Recuerda no arrinconar a tu gato durante el juego, pues podría arañarte o saltar, rompiendo algo en casa y arruinando la diversión."