Cómo hacer un flotador para las bebidas en la piscina

Un flotador para tus bebidas en la piscina

Las tardes de verano traen asociado el placer y el disfrute en torno o dentro de la piscina. Y hay una costumbre en esto: en el momento en el que entramos al agua, nos dimos el chapuzón inicial y encontramos una posición cómoda en el flotador, nos damos cuenta de cuánto desearíamos tener una bebida fría en la mano en este mismo momento.

Pero salir del agua, secarse e ir a la nevera es algo engorroso. Por eso, hoy aprenderemos a hacer un útil flotador para la piscina, que cargará con nuestras bebidas y las mantendrá en buena temperatura, siempre a la mano y con toda la practicidad para disfrutar a pleno del sol.

Los materiales

Para hacer este flotador "bar" necesitas tela plástica, la máquina de coser con hilo reforzado, sintético o plástico, pegamento de dos componentes, tijeras adecuadas y de buen filo, relleno de telgopor o isopor (en bolitas, en espuma o en trozos desgranados a mano) y un trocito de soga, además de los complementos que quieras utilizar. También puede que utilices, dependiendo del modelo elegido, un balde de telgopor o térmico (puedes usar una vieja conservadora o un balde de helados), planchas de telgopor o isopor, cortador de calor o cuchilla afilada para artesanías, y también puedes aprovechar un viejo flotador de dona o un salvavidas redondo.

Cómo darle forma al flotador-bar

Elige la forma que le darás a tu bar flotante. Para facilitar la explicación, haremos un bar flotante de base circular, de unos 90 cm de diámetro, en cuyo centro colocaremos un contenedor cosido de 65 cm de diámetro por 45 cm de altura. También le colocaremos una tapa, de 65 cm de diámetro.

Para la base puedes formar una dona flotante, o utilizar un flotador comercial. Te sugerimos esta opción, pues facilitará mucho tu labor. Si no deseas adquirir un flotador circular, o si no tienes uno disponible, haz uno simplemente cosiendo dos círculos de tela plástica, colocando un círculo cortado en una plancha de isopor entre las telas al coser, y rellenándolo luego por encima de la plancha con cortes o relleno de telgopor, para asegurar una buena flotación y estabilidad.

El armado

Una vez creada la base o inflado el flotador circular, mide el diámetro final del hueco interior. Corta cuatro piezas de este tamaño (dos para la base, dos para la tapa). Coloca una plancha de telgopor a la medida entre las telas, y cose o pega para formar la base y la tapa del contenedor.

Con tela plástica doble, forma el contenedor en sus laterales. Si vas a usar un balde o contenedor existente, bastará con forrarlo de tela plástica y colocar algo de relleno de isopor por el exterior, para que haga las veces de aislante térmico. También puedes forrar el interior del cubo en tela plástica, para un mejor acabado.

El paso final es montar el bar flotante, encastrando el contenedor en la base, y decorar al gusto. Puedes pintar, pegarle abalorios, dibujarlo con rotuladores indelebles o como prefieras. Con un trozo de soga, une la tapa a un lateral del contenedor, para que no se pierda y asegure la aislación del interior.

Deja secar y ventilar por un día, y ya puedes colocarle hielos en cubo y bebidas dentro, dejándolo flotar en la piscina libremente para tener tu bebida siempre fresca y a mano.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer un flotador para las bebidas en la piscina, te sugerimos que visites nuestra sección Manualidades.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social