Cómo hacer Orquídeas Colgantes

¿Quieres dar encanto a tu hogar cultivando orquídeas?. Pues esta idea te permitirá lucirlas de un modo muy original y decorativo aprovechando la técnica kokedama.

Cómo hacer Orquídeas Colgantes

Guía para hacer Orquídeas Colgantes

Las orquídeas colgantes son una manera fenomenal de lucir y disfrutar de una de las flores más bellas y mejor apreciadas, inspirándote en la técnica de las kokedamas. Es una pieza decorativa como pocas, con el detalle especial de florecer en una maravillosa orquídea del tipo y variedad que elijas.

Cómo preparar orquídeas colgantes. Cómo hacer kokedamas con orquídeas. Guía para preparar orquídeas colgantes
Crea orquídeas colgantes en distintos tamaños y lograrás un sensacional jardín de interiores muy fácil.

Foto: Nixón - Via Wikimedia

Materiales

Lo primero será elegir la planta. Debes conseguir una variedad joven y pequeña, para poder realizar el trabajo con una mayor capacidad de adaptación. En el mercado de tu ciudad seguro hay, pero también hay muchos productores que las ofrecen online. Sólo necesitas hacer tu pequeña investigación y elegir el tipo de orquídea que mejor vaya con tu decoración y tus gustos.

Además, necesitarás lo siguiente:

  • Mantillo de coco (son las hebras que recubren al coco en su exterior; se venden en viveros, tiendas de artesanías y algunos mercados de decoración)
  • Composta de coco
  • Perlas de gel hidratables de cualquier color (ten en cuenta que no quedarán a la vista)
  • Chips de madera (o trocitos de corteza seca)
  • Hilado rústico (como hilo sisal o yute)
  • Adhesivo universal incoloro
  • Una malla de red como las que traen las frutas al comprarlas, o usa el extremo de una vieja pantimedia

Además, ten preparada la mesa de trabajo con mantel plástico o papel de diario, una bandita adhesiva, hilo de algodón, unas tijeras de buen filo, un cuenco y jarra con agua, y un contenedor con una cuchara grande para preparar la mezcla.

Cómo hacer kokedamas con orquídeas

Para hacer orquídeas colgantes, lo primero es tomar un recipiente grande y mezclar la composta de coco con las perlas de gel, los trocitos de corteza y un poco de agua, sólo para humedecer la mezcla (no debe hacerse “barro”). Cuando todo se note más bien integrado, ponlo dentro de la pantimedia o la malla de red, haciendo una bola algo compacta del tamaño de una pelota de tenis (según el tamaño de tu orquídea). Anuda la malla o la pantimedia con la banda elástica, y recorta los excedentes para darle un tamaño redondeado bien parejo.

Toma la orquídea exponiendo sus raíces gruesas, y ponla encima de la pelota de red. Usando el hilo de algodón, ve sujetando las raíces para que queden bien posadas sobre la bola, sin presionar demasiado, pero procurando que no quede aire entre las raíces y la bola. Dale varias vueltas de hilo, en distintas direcciones.

Cómo preparar una orquídea con la técnica de kokedamas. Hacer una kokedama con orquídeas.

Personaliza tus kokedamas: en lugar de orquídeas elige otras variedades, y reemplaza las fibras de coco por musgo.

Cubre la bola y las raíces con el mantillo de coco, verificando no dejar aire ni espacios vacíos. A estas alturas, sólo deberías poder ver las fibras de coco y no las raíces ni la bola. Dale varias vueltas con el hilado rústico en distintas direcciones, para sujetar las fibras de coco y darle un acabado decorativo. Usando este mismo hilado rústico y ayudándote con el adhesivo universal, debes crear una suerte de “cesto” para colgar las orquídeas donde quieras: el tamaño y el largo (lo que dará el alto del péndulo) dependerán de tu diseño final.

"Debes elegir una orquídea joven y pequeña, para poder realizar el trabajo con una mayor capacidad de adaptación."

'

"Para regar las orquídeas colgantes tan solo pósalas sobre un contenedor con un poco de agua y deja que la bola absorba la cantidad necesaria."

Para regar estas kokedamas con orquídeas tan solo debes posarlas sobre un contenedor con un poco de agua, y deja que la bola absorba la cantidad necesaria. Al elevarlas no deben gotear, sino quedar levemente más pesadas. Ten en cuenta estos cuidados básicos para cultivar orquídeas colgantes con éxito, o imprímelos si este trabajo será un obsequio para alguien.