Cómo hacer mantequilla de frutos secos

Receta básica de mantequilla de frutos secos

Seguramente la has consumido o, siquiera, la has oído nombrar una infinidad de veces en películas: la mantequilla de maní. Pues a partir de la receta básica de mantequilla de maní casera podemos aprender a preparar mantequillas de diversos frutos secos, para agasajar a nuestros invitados o para disfrutar cuando queramos.

Hay muchas variantes de mantequilla de frutos secos, ya que cada quien hace sus propias modificaciones, pone más de esto o más de aquello, y algunos hasta le agregan hierbas, especias, condimentos y un sinfín de ingredientes anexos. Pero hay una receta de base que puedes seguir, la que se adapta luego a cada tipo de fruto seco a partir de sus características; por ejemplo, si es un fruto más húmedo, más aceitoso, de mayor o menor tamaño, más duro o más blando.

Para preparar esta mantequilla de frutos secos de base debes calcular lo siguiente:

- 1 taza del fruto elegido
- 100 ml de miel orgánica
- 30 ml de aceite
- 1/4 de cucharadita de sal

Luego, puedes condimentar con lo que prefieras. El aceite dependerá del fruto seco que elijas, por ejemplo, si haces mantequilla de maní puedes usar aceite de maní, para potenciar el sabor, o bien adaptar la misma receta con cualquier aceite comestible de sabor suave o neutro. Otra opción es usar mantequilla común, eliminando en este caso el agregado de sal.

Preparación de la mantequilla de frutos secos

Prepara primero los frutos secos (puedes usar distintos y mezclarlos), ya sea maní (cacahuates), avellanas, nueces, almendras, etc. Pélalos y retira sus pieles, dejándolos limpios y secos. Colócalos en la procesadora de alimentos junto con la materia grasa (aceite o mantequilla) e inicia una primera procesada, de aproximadamente un minuto, para triturar bien los frutos secos. Luego, agrega la sal y la miel, y continúa procesando hasta lograr la consistencia deseada. Este paso puede tomarte de dos a cuatro minutos.

Cuando haya alcanzado la consistencia ideal, puedes conservar la mantequilla por hasta una semana, siempre en la nevera, dentro de un pote de vidrio lavado, esterilizado, y con una tapa de buen cierre.

Esta mantequilla de frutos secos es ideal para untar en tostadas, panes dulces y salados, combinándola con jaleas y mermeladas si lo prefieres. Otra opción es usarla para rellenar bombones y tortas, adaptando su consistencia para cada caso.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer mantequilla de frutos secos , te sugerimos que visites nuestra sección Trucos.

Esta nota te fue útil?
20 valoraciones.
El 95% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social