Cómo hacer estanterías enrollables

Estanterías enrollables.

¿Cuántas veces has tenido objetos altos que no entran en tus estantes? Pues la solución no está en guardar en un rincón ese objeto que quieres lucir, sino adaptar las estanterías al tamaño de los mismos.

Vamos a poner en práctica una genial idea para decorar y aprovechar todo el espacio en salas de gran uso, como la cocina, el taller, el escritorio o cualquier habitación. Se trata de estanterías con la particularidad de disponer de sectores enrollables, que modifican las superficies de apoyo.

Cómo realizar estanterías enrollables

Realizar estas estanterías es bastante sencillo. Su capacidad de poder ser enrolladas nos permite obtener diferentes altos de separación entre una y otra estantería, siendo así adecuadas para la ubicación esporádica de elementos de mayor altura, como botellas u otros similares.

Materiales para realizar las estanterías

Para realizar esta estantería necesitaremos algunas tablas fijas, listones de madera del mismo ancho que la tabla, y una tela de tapicería o papel de empapelar paredes. También utilizaremos un pegamento potente (como pegamento de dos componentes, pegamento universal, o cemento de contacto).

Imagen 1.
Imagen 2.

Comenzamos por diseñar la estantería. Debemos colocar las tablas fijas intercaladas con los sectores libres. Así, en una superficie de un ancho de un metro, podemos colocar en el primer estante una tabla de 30 centímetros, una separación libre de 20 centímetros, y el resto del espacio con otra tabla fija. En la siguiente estantería, colocaremos la primera tabla de 50 centímetros (para que cubra el espacio libre de la tabla superior), luego un sector enrollable, y así. De este modo, cada sector enrollable tendrá su parte fija en el estante inferior.

Debés recordar que las zonas enrollables se pueden utilizar, pero sin colocar elementos de gran peso.

Procedimiento para realizar las estanterías

Para crear las zonas enrollables, colocaremos la tela o el papel tapiz (bien resistente y con un ancho menor al de la tabla) y lo pondremos sobre la mesa de trabajo, boca abajo. Sobre el dorso colocaremos pegamento, dejándolo tomar punto mordiente, y haremos lo mismo con cada uno de los listones del sector enrollable.

Cuando el pegamento esté listo, iremos colocando los listones prolijamente. Estos deben tener el mismo ancho que las tablas fijas, superando en tamaño al ancho de la tela. Cuando las adherimos a la tela, no las colocaremos demasiado juntas, sino con un milímetro de separación entre una y otra, para poder permitir el movimiento de enrollado.

Debes dejar libre, al menos, unos 15 centímetros de tela hacia el lateral. Este excedente de tela será luego adherida a la tabla fija. Luego, dejá secar bien el pegamento, para que solidifique, y finalmente monta la estantería a la pared, aprovechando apoyo metálicos o tornillos, de buena resistencia.

Así, vas a poder enrollar las parte de estantería que no quieras usar en el momento, aprovechando el espacio libre para colocar, en la estantería inferior, elementos que superen en altura el espacio entre uno y otro estante.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer estanterías enrollables, te sugerimos que visites nuestra sección Muebles.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social