Cómo Funciona el Microondas

Cómo es el funcionamiento de un microondas

El microondas funciona de la siguiente manera: su estructura principal es un tubo magnetrónico que convierte la electricidad ordinaria (la cual se desplaza en ondas largas de baja frecuencia) en microondas de radio de alta frecuencia, muy parecidas a las de la radio AM, FM, pero con longitud más corta y frecuencia muchísimo más alta.
La frecuencia asignada para ser utilizada en los hornos de microondas es de 2450 megahertz, lo que significa que las ondas vibran 2.5 millones de veces por segundo.

Las microondas producidas por el magnetrón se reflejan, pasan a través o son absorbidas por los materiales que coloquemos dentro del horno. Para que las microondas se esparzan más uniformemente, hay una especie de batidor o ventilador electrónico de hojas metálicas que las distribuye.

Los metales reflejan las microondas (por eso el ventilador es de metal); el vidrio, la cerámica, la porcelana, el papel, el plástico y la parafina, permiten el paso de las microondas, por ende son los materiales utilizados preferiblemente como recipientes o para cubrir los alimentos.

Para que las ondas se concentren en el interior del horno, la puerta cerrada envía una señal que mantiene prendido el magnetrón. En el momento que ésta se abre, se apaga la señal y el magnetrón deja de convertir la electricidad en microondas de radio.

Cómo se cocinan los alimentos en el microondas

Las microondas son absorbidas por el agua contenida en los alimentos, primeramente, aunque también el azúcar y las grasas reaccionan a la energía de altas frecuencias. Esta energía produce una rápida vibración en esas moléculas, lo cual da como resultado un desprendimiento de calor con el que se cocinarán los alimentos.

Si el proceso se mantiene durante largo rato, los alimentos calientes transfieren parte de su calor, ya sea al resto de los alimentos y a los recipientes que los contienen, los cuales pueden llegar a ponerse bastante calientes; así que te recomendamos que tengas precaución al retirarlos del horno y llevarlos a la mesa.

El microondas penetra únicamente de 3/4 a 1-1/2 pulgadas al interior de los alimentos, por lo que el centro de una porción grande no se cocinará con esta energía, sino por el calor que se produce en el horno y por el que transfieren las partes superficiales que sí son alcanzadas por las ondas.
El aire dentro del horno permanece frío y no es afectado por las microondas, salvo aquel atrapado en el vapor desprendido por los alimentos. Parte de ese vapor queda bajo la cubierta de los recipientes con los cuales se cocina, por lo cual, al momento de destaparlos, debes hacerlo con cuidado para no quemarte.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Funciona el Microondas, te sugerimos que visites nuestra sección Electrodomésticos.

Esta nota te fue útil?
48 valoraciones.
El 77% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social