Cómo evitar deudas con los inquilinos

Cómo evitar deudas con los inquilinos

Cuando alquilamos alguna vivienda u oficina, el riesgo de encontrar un inquilino deudor está siempre. Por suerte contamos con algunas herramientas para evitar estos inconvenientes.

Cómo evitar deudas con los inquilinos

Evitar problemas con inquilinos deudores

Alquilar una vivienda supone una buena renta mensual, pero no en todas las ocasiones es tan fácil, especialmente si tenemos que lidiar con inquilinos problemáticos.
Como la prevención es la mejor medida, hoy te vamos a dar algunos consejos para evitar toparte con esos inquilinos deudores que no te llevarán más que problemas.

Pedir una fianza a los inquilinos

Pedir una fianza al inicio del contrato de alquiler es una buena medida para crear un colchón que cubra un posible impago de tus inquilinos, lo normal es pedir una mensualidad de alquiler como fianza.

Cómo evitar deudas con los inquilinos
Cómo evitar deudas con los inquilinos

"Puedes pedir un aval personal, que normalmente corresponderá a una persona de confianza de tu inquilino."

Imagina que alquilas tu piso por 500 euros mensuales, pues debes valorar si de acuerdo a las referencias de los inquilinos basta con pedirles una fianza de 500 euros, o por el contrario, de 1.000 o 1.500, en caso de que tengas malas referencias de ellos o que no te den ningún contrato o aval bancario.

Solicitar avales para evitar deudas

El avalista es otra figura que te puede evitar problemas, y es que los inquilinos menos recomendables no suelen gozar de un aval o garante (lo cual no significa que todo aquel sin garante sea mal inquilino). De cualquier forma, puedes pedir un aval personal, que normalmente corresponderá a una persona de confianza de tu inquilino, como familiares o amigos, aunque también se deberá medir la solvencia económica de este avalista, por medio de su nómina de trabajo y/o patrimonio personal.

Como medida extraordinaria, algunos caseros piden avales bancarios. Esto suele espantar a los inquilinos, y es que un aval bancario les cuesta bastante dinero, normalmente la suma de sus rentas de un año más comisiones extras por parte del banco. Por tanto, un aval bancario sólo es recomendable en casos muy especiales.

"De la misma forma que se puede asegurar un inmueble contra incendios o robos, también se puede asegurar contra el impago de inquilinos morosos."

Seguros contra inquilinos deudores

De la misma forma que se puede asegurar un inmueble contra incendios o robos, también se puede asegurar contra el impago de inquilinos morosos e incluso por las posibles roturas o desperfectos que ocasionen los huéspedes. En este caso, disponemos de varias aseguradoras, entre ellas los propios bancos, que ofrecen seguros contra impagos, a cambio de una comisión anual.