Cómo Encuadernar un Libro con Costura

Cómo Encuadernar Libros Paso a Paso

¿Tienes varios libros antiguos con sus hojas sueltas y deterioradas? ¿Quieres crear un nuevo cuaderno para conservar tarjetas, cartas y dibujos de tus niños? Aprende cómo encuadernar libros con costura, para hacer tus propios anotadores, agendas, o para reparar los que están maltrechos.

Sólo necesitarás pocos materiales y una tarde de lluvia para poner en práctica esta técnica de encuadernación con costura bien entretenida. ¡Manos a la obra!

Materiales para encuadernar un libro

En esta nota te enseñaremos a encuadernar libros creando uno en blanco, para hacer agendas, anotaciones o un libro de recuerdos para escribir, pero si lo que quieres es encuadernar hojas sueltas o un viejo libro ya impreso, debes comenzar desde la parte de la encuadernación (ver más abajo).

En este ejemplo crearemos un libro de 20 cm. de ancho por 30 cm. de alto, y de unas 100 páginas. Para ello necesitaremos 50 hojas de papel de 40x30 cm. (al plegar cada hoja lograrás dos páginas de 20x30). Adapta las medidas al tamaño que quieras.

Encuadernación de libros con costura. Pasos para encuadernar libros cosiendo las hojas. Cómo coser hojas sueltas de un libro.

© Depositphotos.com/moreno.soppelsa

Imagen 1. Es muy importante que las hojas estén bien niveladas en el lomo, para encuadernar libros como un profesional.

Para la encuadernación con costura, necesitaremos lo siguiente:

  • Un trozo de gasa de unos 5 cm. de ancho y 30 cm. de alto (el ancho es aproximado, dependerá del grosor que tome el libro al unir todas las hojas. Si ya tienes el libro completo, usa la medida del lomo)
  • 1 trozo de cartón gris de 5x31 cm. (este cartón es para hacer el lomo. Nuevamente, el ancho dependerá del grosor final del libro. El centímetro extra de altura es para una mejor presentación)
  • 2 trozos de cartón gris de 21x31cm (para hacer la tapa y contratapa)
  • Cartulina o tela negra de 19x29 cm. (para hacer el forro interno de las tapas)
  • Tela decorativa de unos 47x33 cm. (será la que quede por fuera, en un tamaño apenas mayor que los trozos de cartón para "envolver" las tapas y el lomo juntos)

Creando el libro para encuadernar

Para crear las hojas, toma cada trozo de papel de 40x30 cm. y dóblalo al centro, para obtener dos páginas de 20x30 cm. Una vez que dobles todas, ponlas una sobre otra, asegurándote de que estén bien prolijas y con los pliegues hacia un mismo lado.

Toma grupos de 4 o 5, ábrelos, y mantenlos uno encima del otro, como si fuera un libro abierto. Centra muy bien todos los pliegues, ayudándote con sujetadores y clips si lo necesitas, y con la regla y el lápiz, marca sobre la linea central (el sector doblado) un punto a 4 cm. y otro a 6 cm. desde los extremos de cada lado, superior e inferior. En nuestro ejemplo, debemos marcar un punto a 4 cm., otro a 6 cm., el tercero a 24 cm., y el último a los 26 cm.

Ahora, trabajando de a cada pequeño grupo de hojas por vez, toma la aguja y el hilo de tapicería, y cose los papeles por las marcas realizadas, insertando la aguja desde afuera y hacia dentro en las marcas más próximas al borde exterior, y hacia fuera por la siguiente. Anuda fuertemente y repite en el otro extremo del grupo de papeles, y en cada grupo que tengas.

Cierra cada grupo de hojas (como si cerraras un libro) y ponlos sobre una mesa y con peso encima. Deja por al menos 2 horas o toda la noche, para aplanar los grupos de páginas que vamos a encuadernar.

Cómo encuadernar el libro con costura

Si vas a encuadernar un libro viejo con las hojas sueltas habrás obviado la explicación anterior, y puedes empezar desde aquí.

Toma el trozo de gasa del tamaño adecuado y úntalo con adhesivo engomado. Toma todos los grupos de papeles, bien ordenados y prolijos, y engoma los "lomos", es decir, la parte externa de los pliegues que formarán el lomo del libro (si estás trabajando con un libro deteriorado, engoma el lomo). También puedes usar silicona bien caliente, en una capa pareja y delgada. Fija rápidamente la gasa preparada, para sujetar todos los grupos juntos, y deja secar algunas horas.

Sobre la mesa, pon la tela decorativa con el frente hacia abajo. Adhiere el cartón de 5x31 cm. del "lomo" al centro, presenta el grupo de papeles o el libro deteriorado para corroborar su grosor (ajusta los 5 cm. calculados si hace falta), y coloca a cada lado los 2 trozos de cartón gris de 21x31cm. (tapa y contratapa). Pégalos a la tela decorativa exterior, y luego pliega la tela hacia dentro, para cubrir las tapas y el lomo. Finalmente, adhiere la tela negra de 21x31 cm., cubriendo los pliegues anteriores para dar más prolijidad al interior del libro.

El último paso para encuadernar libros con costura es adherir el lomo, tapa y contratapa al grupo de papeles (o el libro). Lleva la primera y la última hoja hacia cada lado, y pégalas a la tela de la cobertura interna para dar más resistencia al libro, usando adhesivo universal, silicona caliente, cola o lo que quieras.

Termina de decorar a tu gusto y ya tienes listo el trabajo. Ahora que ya sabes cómo encuadernar libros cosiendo las hojas, ¡el cielo es el límite para tus creaciones!.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Encuadernar un Libro con Costura, te sugerimos que visites nuestra sección Manualidades.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social