Colores para Pintar una Habitación

¿De Qué Color Pintar una Habitación?

Elegir el color para pintar una habitación no debe ser simplemente desde el gusto, o desde lo que está de moda en el momento. La recámara es el sitio más privado de una persona (incluso las compartidas), y necesitamos sentirnos a gusto, protegidos y confortables en ellas. Hoy te contamos algunos consejos que debes tener en cuenta al elegir el color de tu dormitorio.

La influencia de los colores

Los tonos que nos rodean tienen un fuerte impacto en nuestro estado de ánimo. El color de la ropa que usas puede hacerte sentir más fuerte, más vulnerable, más sexy incluso, o deprimido, aletargado y somnoliento. Mucho mayor es este impacto cuando hablamos del tono general que nos rodea. El color de tus paredes está constantemente provocando impulsos en tus sentidos, y puede ser la diferencia en tu concentración, productividad, estimulación, y también en tu descanso.

Colores para pintar una habitación. De qué color pintar una habitación? Uso de los colores en una habitación. Tonos para pintar una habitación

© Depositphotos.com/akaciya

Imagen 1. Recuerda que puedes usar un mismo color en distintos tonos, para pintar una recámara de un modo divertido a la vez que acogedor.

Por eso saber elegir el color para una habitación es tan importante. Si eligieras un tono estimulante, tu descanso no sería tan placentero como con uno que te resulte relajante. Por el contrario, si fuese demasiado calmo, quizás no tendrías tanto disfrute en tus estancias como quisieras.

Pero además del color que impacte en tus sentidos, también somos seres individuales y tenemos nuestros gustos. Así, puede que un tono te de la suficiente relajación, pero que simplemente no te guste y no te haga sentir confortable en tu recámara. Como lo ves, esta es una decisión muy personal y por demás importante.

Tips para elegir el color para pintar una habitación

La regla general es pintar de color claro, no brillante, en tonos pastel. Esto es reconfortante, acogedor, propicia el descanso de los estímulos, y ayuda a desconectarnos del día transcurrido. Pero también hay tonos oscuros que nos ayudan a conciliar el sueño, y que mejoran nuestra calidad de descanso nocturno. Entonces, ¿qué color elegir para pintar una habitación?.

Como vimos arriba, el tono que elijas debe ser placentero y relajante, pero también debe complementar tu personalidad y hacerte sentir a gusto en tu recámara. Ten en cuenta los efectos que cada color provoca en nuestro humor, para tomar la mejor decisión en tu caso particular:

Amarillo: Un tono de amarillo más bien pálido, pastel, que no sea brillante puede ser el adecuado para un dormitorio. Una posibilidad es contrastarlo con blanco (en el techo), y con detalles de colores más vivos, como el anaranjado y algunos tonos de verde. Te hará sentir alegre y sociable.

Azul: Evita los tonos oscuros y brillantes, y prefiere celestes, cerúleos y tonos pastel. Es muy relajante para los sentidos, e ideal para compartir un momento contigo mismo luego de un día cargado de contacto con los demás.

Beige: Si bien no es el color más agraciado, es muy bueno para desconectar luego de un largo día, y muy cálido especialmente en combinación con rojos neutros y amarillos pastel.

Blanco: Aunque es limpio en lo que respecta al impacto sensorial, el blanco altera el descanso por ser demasiado brillante, y no es el mejor color para personas creativas y alegres. Si vas a usarlo, asegúrate de “cortarlo” con tonos más cálidos como el anaranjado y el verde claro.

Gris: Aunque no es muy habitual, el gris medio a claro combinado con el blanco puede ser muy relajante, ideal para quienes viven días muy ajetreados y necesiten calma al final de la jornada.

Naranja: Combínalo en un tono claro y uno medio, para lograr una habitación muy divertida a la vez que acogedora. Ideal para recámaras que reciben buena cantidad de luz.

Rojo: Es sensacional para lograr elegancia y confort, siempre que lo elijas en un tono señorial, oscuro y de acabado mate. Úsalo en detalles o en sólo un muro, y no en todas las paredes (resultaría demasiado apagado)

Verde: Los tonos claros son placenteros y propician un mejor descanso, mientras que los medios a oscuros (como el verde bosque) despertarán tu creatividad. Pero lo mejor es usarlos sólo en detalles, o en sólo uno de los muros en habitaciones con formas extravagantes.

Otros colores simplemente no son “recomendables” para las habitaciones, como el rojo vivo, el negro, el púrpura y los tonos brillantes, pues resultan demasiado estimulantes y no propician el mejor descanso. Pero recuerda que también necesitas escoger uno de acuerdo a tus gustos personales. Si te encanta el rojo vivo, úsalo en detalles, en las sábanas o en los muebles.

Como ves, saber de qué color pintar una habitación es fundamental para lograr un buen uso de la estancia.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Elegir el Color para Pintar una Habitación, te sugerimos que visites nuestra sección Decoración.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social