Cómo cuidar la lencería para que siempre esté como nueva

Cuidar la lencería

La ropa interior y la lencería fina necesitan de algunos cuidados especiales, si es que queremos que siempre estén tan lindas como cuando las compramos.

Consejos para el cuidado de la lencería y ropa interior

En el momento de lavarlas, lo mejor es usar agua tibia, casi fría, y jabones para prendas finas o para ropa de bebé. El jabón de glicerina también es muy bueno en estos casos, ya que además protege las fibras. No uses bajo ninguna circunstancia detergentes o jabón en polvo.

Si en el momento de lavarlas te das cuenta que no tienes ningún jabón apropiado no te desesperes, se puede preparar una mezcla de jabón blanco rallado y una gotita de champú.

Olvídate del hábito de lavar tus prendas bajo la ducha con agua caliente y jabón de tocador, lograrás lavarlas, pero también estirarás las fibras y se deteriorarán rápidamente.

Si algunas de las prendas tiene encaje, hay que encargarse de que el mismo esté siempre en buen estado. Si notas alguna pequeña rotura, cósela antes del lavado. Nunca laves estas prendas en el lavarropas, siempre debe hacerse a mano.

En el momento de colgarlas, siempre elige un lugar en el cuál puedan secarse al aire libre y a la sombra, y cuando las guardes, hazlo en bolsitas independientes para evitar el roce con otras prendas.

Gracias por leer Cómo cuidar la lencería para que siempre esté como nueva, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?
6 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social