Cómo Cuidar las Orquídeas

Consejos para Cultivar Orquídeas

Para cultivar las orquídeas, el primer paso es conocer a que género pertenece. Al comprarla, incluye una etiqueta con el nombre, que puede ser cambria, oncidium, vanda o dendrobium, entre otras. Esto es importante guardar porque puede presentar algunas variaciones en cuanto al cuidado en relación a las demás.

El segundo paso es prestar atención a la ubicación. Las necesidades medioambientales de esta planta pueden ser un poco “exigentes” por lo cuál es preciso encontrar el sitio ideal, y esto puede llevar un poco de tiempo.

¿Dónde plantar las orquídeas?

Las orquídeas precisan mucha luz salvo ciertas excepciones. En todo caso, para que no se quemen es necesario evitar la exposición directa del sol. Ubícalas en lugares cercanos a las ventanas, terrazas interiores o balcones donde tengan reparo de los rayos UV.

Pasos para cultivar orquídeas en casa. Donde plantar las orquídeas y cómo regarlas. Aprende sobre el cuidado de las orquídeas
Imagen 1. El cuidado de las orquídeas es exhaustivo, pero la recompensa es grande.

Las orquídeas no soportan ambientes muy cargados con vapores, contaminación, humo, etc., por ende no se permiten en la cocina, en salas donde se fume, etc. Recuerda que los cuidados de las orquídeas deben ser estrictos, y si bien exigen cierta renovación de aire, también debes evitar las corrientes directas porque pueden producir la caída prematura de las flores.

Por otra parte, el ambiente no debe ser excesivamente seco (algo que se agrava en invierno si tienes calefacción central). Aparta la orquídea de los focos de calor, nunca la coloques cerca de la estufa, ya que estas plantas provienen de climas tropicales y tienen que estar al resguardo de temperaturas extremas, es decir, más de 30°C y menos de 10°C.

Para cultivar las orquídeas como se merecen, es bueno que la humedad de la habitación sea del 40% aproximadamente. Esto se puede resolver colocándolas cerca de otras plantas, o disponer un recipiente con agua cerca de las raíces.

Un tip adicional que ofrecen los expertos en el cultivo de las orquídeas es colocar la planta en el lugar que asemeje más su hábitat natural, y no donde quede bonito o acorde a la decoración.

Cómo regar las orquídeas

Para poder cuidar las orquídeas y que se vean realmente bonitas, es preciso tener muy en cuenta el tema de su riego. Si bien no existen reglas generales y estrictas al respecto, lo cierto es que la cantidad de agua a suministrarle a la planta dependerá de diferentes factores, como ser la especie, el tamaño, el lugar, el desarrollo, etc.

Para regar las orquídeas correctamente se deben analizar las raíces y las hojas. Si están en una maceta, no hay que colocarles un plato debajo como hacemos con otras plantas o flores, para que la raíz no esté en contacto con agua todo el tiempo. La temperatura del líquido debe ser templada (temperatura ambiente), nunca recién salido del grifo y mucho menos caliente.

El riego es muy importante dentro del cultivo de las orquídeas. En verano, la periodicidad es entre dos y tres veces a la semana. En invierno, la cantidad se reduce a una vez semanal. Siempre, se riega por las mañanas, y es preferible hacerlo de manera abundante y tardar más días en repetir, que regar en más ocasiones y en poca cantidad, porque esto traerá como consecuencia que la planta se pudra.

Otro de los tips a la hora de regar las orquídeas es el tipo de agua que se debe utilizar. Es preferible usar agua destilada, así la planta crecerá con más vigor. Presta atención a los “ablandadores” de agua, porque no todos sirven para las orquídeas, y además, pueden contener sodio, peligrosas para la salud de la planta.

Si por alguna razón ves que la planta está marchita, seguro piensas que se debe a una falta de agua, pero a veces es al contrario. En ese caso, es preciso sacar la orquídea de su maceta y ver cómo están las raíces. Si están ennegrecidas, deshechas o granulosas, es porque está sufriendo el exceso de riego.

Presta atención a estos pasos para salvar una orquídea del riego abundante:

  • Elimina las raíces muertas con un cuchilla y desinfecta las que pueden ser atacadas por los hongos
  • Trasplántala a una nueva maceta, con tierra nueva y con un sustrato más grueso, que ayude la absorción del agua sobrante de la raíz
  • Con una pieza de madera, palo o tutorclavado en la tierra, conseguirás que la flor pueda volver a reiniciar su proceso de crecimiento.

Más tips para cuidar las orquídeas

El cuidado de las orquídeas debe ser exhaustivo, no hay que dejar de prestarle atención como sí puede ocurrir con otras especies. Para que la planta se desarrolle con normalidad, se debe abonar regularmente (cada 10 días aproximadamente) y antes del período de floración, es decir, a inicios de la primavera. Luego, espaciar cada 20 días, y en otoño e invierno cada un mes. Sin excepción hay que usar abono.

Para evitar que se enfermen o marchiten, además de tener en cuenta el riego, es preciso revisarla cuidadosamente una vez a la semana, analizando las raíces, las hojas y el tallo. Algunos recomiendan utilizar un dispositivo que mide las condiciones medioambientales (humedad y temperatura).

Otro de los tips para cuidar las orquídeas tiene que ver con las plantas enfermas. Si esto ocurre, es necesario separarla de las que están cerca. Es decir, que permanezca en cuarentena hasta estar bien nuevamente. En primavera se pueden realizar tratamientos preventivos para evitar las plagas.

Si bien es cierto que cultivar orquídeas puede ser algo tedioso, lo importante es ser constante y mantener una rutina. La belleza de esta flor será una gran recompensa al esfuerzo.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Consejos para el Cultivo de Orquídeas, te sugerimos que visites nuestra sección Jardinería.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social