Cómo Salir de un Momento Incómodo

Cómo Actuar en un Momento Incómodo

Una palabra dicha en mal momento, una frase poco pensada, algo que te provoca la necesidad de hacerte invisible; todos hemos tenido que salir de un momento incómodo lo más rápido posible, para evitar que ese descuido siga causando estupor o hiriendo los sentimientos de otros. Y aquí te contamos algunas buenas maneras de lograrlo o, al menos, de escapar de la incomodidad con tanta integridad como sea, alivianando la atmósfera y admitiendo nuestra falta de malas intenciones en ello.

Quizás no seamos nosotros los que hicimos una pregunta inadecuada, ni quienes dijimos algo que puede herir al otro en sus sentimientos, sino a la inversa: alguien nos dijo algo, nos preguntó justo eso que nos duele, algo de los que necesitamos salir tan pronto como sea posible. Y en esta nota también aprenderemos cómo aplicar soluciones simples para salir de una incomodidad con elegancia, respeto y cordialidad, tres pilares que nunca hemos de perder en el contacto con los demás.

Cómo salir de una incomodidad. Claves para escapar de un momento incómodo. Cómo salir de un momento incómodo con gracia

© Depositphotos.com/pressmaster

Imagen 1. Si la charla se ha puesto algo intensa, es buen momento para hacer una pregunta general y cambiar el tema

¿Una pregunta incómoda?: Conserva la calma

La gran mayoría de los errores y situaciones incómodas en las conversaciones nacen sin mala intención, sino por un olvido, una mala casualidad o una circunstancia que no está siendo considerada en su peso. Seas tú quien quiera salir de un momento incómodo o quien lo haya provocado, es importante mantener la calma, el respeto, no responder con agresiones ni con sollozos. Considéralo como una equivocación sin intencionalidad, y procura seguir adelante con la charla. Para ello puedes disculparte y seguir conversando (sin crear pausas incómodas), o bien reír, cambiar de tema, o lo que venga mejor al momento.

Sé astuto si lo que buscas es salir del momento incómodo que el otro ha provocado. En las entrevistas de trabajo este es un detalle bastante habitual. Tuviste problemas personales con tu jefe anterior, y tu nuevo empleador quiere saber de qué se trata. Te lo pregunta insistentemente, pero sabes que es algo incómodo para ti decir que, por ejemplo, te encontraste con tu ex jefe en un bar y terminaron riñendo por la misma conquista.

¿Qué hacer para salir de una incomodidad semejante?. Puedes responder a sus inquietudes con frases complicadas y sin sentido, o simplemente cambiar el ángulo de su consulta: “¿Por qué dejaste tu empleo anterior?” puede ser respondida con “Pues un trabajo nunca se deja, simplemente el camino toma otro recorrido” o algo como “Ya sabe, muchas condiciones diversas, esto y aquello culminaron en que yo esté hoy aquí con Usted. Al respecto: ¿cómo es la jornada laboral en cuanto a los horarios?”. En una respuesta no dijiste nada, y en la segunda cambiaste magistralmente de tema, poniendo al interlocutor en la obligación de seguir adelante con la charla.

Cambiar de tema para salir de un momento incómodo

Esta es una herramienta de lujo para salir de una situación incómoda. Debes procurar no dejar un silencio que invite a empeorar el momento, no demostrar sentimientos adversos en la conversación, y cambiar el tema de un modo que invite al otro a participar. Hacer preguntas, como en el caso anterior, es una de las mejores maneras de lograrlo. A veces puede que des la imagen de alguien que no está del todo conectado con la charla actual, alguien distraído, pero eso puede jugar en tu favor para salir de una incomodidad en una situación social.

Por ejemplo, tu pareja te dejó por otra persona, y no quieres hablar de eso con tu viejo compañero de la Universidad a quien acabas de encontrar por la calle. Tu compañero te pregunta sobre tu ex pareja, qué está haciendo o en qué está trabajando. Una buena respuesta puede ser “Disculpa que te interrumpa, pero es que hace unos días me encontré en el tren con el profesor de Historia. ¿Recuerdas cuán divertidas eran sus clases?” o “¡Oye! Casi se me pasa preguntarte por (una persona que conozcan en común, su familia…), hace algunos días creo haberlo visto pero no estoy seguro, ¿sigue viviendo en esta ciudad?”.

El móvil es genial para salir de un momento de incomodidad con gracia. Sólo debes hacer de cuenta que está vibrando en tu bolsillo cuando te hacen una pregunta incómoda. Sin más, lleva la mano a la bolsa de tus pantalones al dicho de “Disculpa, está vibrando mi móvil”, llévalo a la oreja, determina que no estaba vibrando, y comenta que los aparatos están funcionando raros, que debe haber tormenta solar, lo difícil que es encontrarlo en tu cartera y cómo quisieras que inventaran un móvil con detector de ubicación, pregunta por la compañía de servicios de tu amigo porque “estás pensando en cambiarla”, y sigue adelante en la conversación.

Hay muchas respuestas rápidas, distracciones adrede y conductas que puedes aplicar casi en cualquier ambiente. Con ellas podrás cambiar el tema de conversación, redirigir la charla en otra dirección más favorable, y salir de un momento incómodo con respeto, sin herir sentimientos ni dejar que hieran los tuyos.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Salir de un Momento Incómodo, te sugerimos que visites nuestra sección Relaciones interpersonales.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social