Cómo preparar el cuerpo para las fiestas

Cómo preparar el cuerpo para las fiestas

La llegada de las fiestas de Fin de año, Navidad o casamientos, principalmente, incluyen entre sus costumbres las de comer sin límites. Esto puede traer consecuencias en nuestro cuerpo, por lo que tendremos que prepararlo para semejante desafío.

Cómo preparar el cuerpo para las fiestas

Consejos para cuidar el cuerpo a fin de año

Durante las celebraciones de Navidad, Año Nuevo, las fiestas de fin de año del trabajo, casamientos y todas las celebraciones donde abunda la comida y bebida, solemos someter a nuestro cuerpo a un sinfín de abusos y situaciones de estrés de todo tipo.

No sólo andamos a las corridas con los detalles de último minuto, sino también la satisfacción de tener una noche libre de festejo nos empuja a comer y beber de más, con tantas exquisiteces que encontramos en las mesas.

Cómo preparar el cuerpo para las fiestas
Cómo preparar el cuerpo para las fiestas

© Depositphotos.com/monkeybusiness

"La alimentación también es importante para preparar el cuerpo para las fiestas. Para evitar indigestiones, acidez y otras molestias gástricas, lo mejor es alimentarse sanamente."

Cómo preparar el cuerpo para las fiestas

  • Si bien la mejor recomendación es limitarse en el consumo de alcohol, y moderarse en los deleites culinarios, sabemos que a veces las tentaciones son más fuertes que la moderación. Por eso, una buena idea es preparar el cuerpo para estas celebraciones.
  • Debemos mantenernos bien hidratados, principalmente en el hemisferio sur cuando las fiestas de Navidad y Fin de año llegan en pleno verano. Acostumbra a tu cuerpo a recibir al menos 2 litros de agua diaria. Esta actividad, además de hidratar el cuerpo, ayudará a tu sistema digestivo a lucir mejor, cumpliendo un mejor funcionamiento para el momento de las bebidas alcohólicas.
  • Para preparar el cuerpo para las fiestas, en particular en Nochebuena y Fin de año, bebe un poco más que esos dos litros, y recuerda beber al menos medio litro de agua antes de irte a dormir, para evitar resacas molestas y ayudar a tu cuerpo a eliminar el alcohol más efectivamente.
  • La alimentación también es importante para preparar el cuerpo para las fiestas. Para evitar indigestiones, acidez y otras molestias gástricas, lo mejor es alimentarse sanamente. Desde uno o dos días antes de las fiestas, procura beber sopas, caldos, y comer liviano, para preparar a tu sistema digestivo a las comidas pesadas y altas en contenidos grasos, las cuales abundan durante las celebraciones.
  • En las noches de Navidad y Año Nuevo, procura no excederte con los alimentos. Come lo que quieras, sin privarte de darte gustos, pero siempre con moderación.
  • Una rutina de belleza también será efectiva para preparar el cuerpo para las fiestas. El estrés, los nervios, los apuros en la organización, la bebida y la comida, también afectan sobre nuestro aspecto y estética. Pon en práctica una rutina de belleza semanal al comienzo de diciembre, y el día antes de los eventos, el mismo día, y al siguiente, haz rutinas más focalizadas a los distintos sectores de tu cuerpo y rostro, para mantenerte con un aspecto natural, saludable y bello.
  • Recuerda que tu hígado también querrá disfrutar de las fiestas y eventos, por lo tanto, no le des todo el trabajo a él y ayúdalo siendo moderado en las comidas y bebidas. Será la mejor forma de celebrar la Navidad, la llegada de un nuevo año, y porque no, un casamiento, festejo laboral o cualquier otro evento similar.