Cómo incentivar una alimentación sana en los niños

Alimentación sana

Los chicos, en especial cuando ingresan a la edad escolar y durante los años posteriores a ello, se ponen un poco remolones con la comida. La comida rápida pareciera ganar el terreno, y muchos padres comienzan una batalla por incentivar una sana alimentación en sus hijos. Aquí aprenderemos algunos secretos para lograrlo.

Cómo incentivar una alimentación sana en los niños

  • Los niños, como dicen las abuelas, comen por los ojos. Un plato sofisticado no les resulta apetecible en la mayoría de los casos, ni tampoco les parece entretenido o llamativo. Por ello, hay padres que recurren a técnicas de decoración y preparación de platos con colores variadísimos, ayudándose de diversos ingredientes y hasta de colorantes vegetales de uso gastronómico.
  • También la mezcla de texturas es importante para los niños. Por ello, en lugar de una simple ensalada, puedes intentar preparar ensaladas compuestas, con distintos vegetales de diversos colores (por ejemplo: lechugas u hojas verdes, tomates, choclos, pimientos de los tres colores, papas, o el que se te ocurra). A estas ensaladas les podemos agregar pastas secas frías (como los típicos fideos tirabuzón, de colores o regulares), y también algunos granos coloridos, como garbanzos, lentejas y hasta arroz, que bien podemos colorear durante la cocción para darle al plato un toque entretenido.
  • La idea de variar y mezclar las texturas tiene además un profundo impacto sobre el desarrollo de los niños. Si les servimos únicamente platos "blandos", no desarrollan una correcta masticación y salivación, afectando el proceso digestivo y el desarrollo oral y bucal. Por ello, mezclaremos texturas y consistencias.
  • Se puede agregar panes tostados a las sopas, semillas a las ensaladas, y acompañar las carnes y los platos "duros" con purés.
  • También el compartir es parte importante de la alimentación. Cuando los niños comen solos, no encuentran la motivación. Acostumbrarse a comer en familia, todos sentados a la misma mesa, hace de la hora del almuerzo, la merienda, el desayuno o la cena, una grata y memorable ocasión, que seguro encantará a los niños.
  • Finalmente, no debemos hacer demasiadas restricciones. Hay que permitir con cierta regularidad las comidas rápidas, ya sean compradas o elaboradas en casa, como panchos, hamburguesas, pizzas y demás. Esto hará que los pequeños las aprecien mucho más, y será casi un pequeño premio por su sana alimentación regular y cotidiana.

Gracias por leer Cómo incentivar una alimentación sana en los niños, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?
2 valoraciones.
El 50% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social