Un árbol de Navidad para Comer

Adornos Comestibles para el pino de Navidad

Cuando en las celebraciones de Navidad hay muchos niños invitados, sería preferente procurar que ellos también pasen una noche especial, al menos antes de la "llegada de Papá Noel" con sus regalos.

Por ejemplo, podemos crear una mesa especial para ellos, elaborar un menú que les sea más apetitoso (incluyendo comida rápida), y preparar entretenimientos. Ahora te presentamos una manera divertida de ofrecerles un postre o bocadillos apetitosos, tanto para después de cenar como también para la madrugada: un pino navideño con adornos que se comen, hechos especialmente para niños.

Cómo hacer adornos de Navidad comestibles

Estos adornos poseerán una particularidad muy especial: son comestibles. Para ello, utilizaremos un pino artificial pequeño, bien limpio, y sin otros adornos ni elementos de iluminación. Recordemos que al retirar los bocadillos del pino, este podría caerse, así que también procuraremos disponerlo sobre un mueble bajo o un buen mantel.

Los originales adornos comestibles pueden ser, por ejemplo, golosinas compradas y envueltas, bastones de caramelos, paquetitos de confites dentro de una bolsita de tela o celofán, atados con una cintita, o también galletas caseras especiales. Así, podemos preparar galletas de jengibre con formas especiales, decoradas con glasé real, o galletas de chocolate y vainilla, con diseños que sean tanto apetitosos como entretenidos a la vez.

Un adorno de nuestro árbol comestible pueden ser las galletas de avena con trocitos de chocolate, un bocadillo sano y muy rico, que los niños disfrutarán al retirar de entre las ramas del pino y compartir entre ellos.

Otra gran idea es crear pan dulce en miniatura, horneados dentro de moldes de pirotines muy pequeños, para que los pequeños puedan disfrutar de una suerte de panes dulces de un solo bocadito.

Con chocolate templado podremos crear formas (ayudándonos de moldes o de cortantes para galletas), las que podemos decorar y perforar para sujetarlas del pino.

Siempre recuerda que las galletas pueden ser sujetadas con una cinta de las ramas del árbol de Navidad, o bien insertadas en ellas, pero siempre con cuidado de no utilizar hilos muy finos que puedan correr peligro de ser tragados por los pequeños.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer un árbol de Navidad comestible, te sugerimos que visites nuestra sección Eventos y regalos.

Esta nota te fue útil?
7 valoraciones.
El 29% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social