Cómo hacer Turismo Alternativo

¿Qué es el Turismo Alternativo?

El turismo alternativo es un tipo de viaje que tiene como objetivos:

- “Escapar” de la masividad
- Hacer actividades en contacto con la naturaleza
- Realizar deportes extremos o que no se practican con frecuencia
- Aprender sobre la flora, fauna, biodiversidad
- Disfrutar del paisaje
- Estar acompañado de un grupo pequeño de personas
- Comprometerse con el medio ambiente y no devastar las zonas visitadas
- Recorrer reservas ecológicas, áreas vírgenes, etc.

Para hacer turismo alternativo, primero debes saber que existen tres subgéneros dentro de esta disciplina nacida en los años 80 aproximadamente:

  • Ecoturismo: Está dirigido a aquellas personas que desean conservar el medio ambiente mientras viajan (igual que hacen en su entorno habitual todo el año). Se realizan actividades recreativas, de conocimiento de la naturaleza, de apreciación de flores y animales, de interacción con el ambiente, de respeto, compromiso, etc.
  • Turismo de aventura: El turista puede mejorar su condición física, atreverse a realizar algunos deportes extremos, mejorar su estado emocional y físico, lograr superar ciertos retos auto impuestos, experimentar nuevas sensaciones, más naturales y genuinas, etc.
  • Turismo rural: El viajero se encuentra con una manera diferente de pasar su estancia de vacaciones. Toma contacto con otras culturas y formas de vida, conoce prácticas que se llevan a cabo en entornos rurales como puede ser el campo o las montañas, se aleja de los ruidos de las grandes ciudades y se relaja completamente. Aquí también podemos incluir la participación o asistencia de ciertos eventos tradicionales, que si bien pueden ser multitudinarios, son diferentes a lo que el individuo está acostumbrado a vivir día a día.
Qué incluye el turismo alternativo? Opciones para hacer turismo alternativo. Disciplinas del turismo alternativo

© Depositphotos.com/photography33

Imagen 1. Para hacer turismo alternativo puedes optar por diversas actividades, como el senderismo o el montañismo

Actividades que abarcan el turismo alternativo

Con el fin de que puedas hacer turismo alternativo en tus próximas vacaciones, es bueno que conozcas algunas actividades incluidas:

Cicloturismo: Es una actividad tanto recreativa como deportiva, depende de las distancias, la dificultad y si existe o no competencia entre los participantes. Mientras se realiza el ejercicio, se conocen paisajes y se aprende sobre cuestiones relacionadas a la naturaleza, la historia, la cultura, etc.

Agroturismo: El objetivo es explicar a los turistas los diversos procesos de producción agrícola, e incluye en muchos casos alojarse en una casa rural o una aldea, para vivenciar todo lo relacionado al trabajo diario en ese sitio.

Etnoturismo: Ayuda a los viajeros a conocer más sobre diversas culturas ancestrales, encontrar claves milenarias, averiguar sobre el origen de diferentes prácticas, etc.

Senderismo: Es una de las opciones para hacer turismo alternativo más populares. Se basa, principalmente, en la caminata por un terreno o lugar en particular, con mayor o menor dificultad, y que conecta con la naturaleza, permitiendo hacer ejercicio y aprendiendo aspectos de supervivencia, por ejemplo.

Excursionismo: Es similar al senderismo, pero puede incluir varios medios de transporte, como una balsa, un vehículo 4 X 4, esquíes, etc. Se realizan travesías por rutas naturales con fines recreativos y de aprendizaje, en la mayoría de los casos con un guía. Los paisajes son más que diversos, desde una montaña a una selva, pasando por un desierto a un bosque.

Montañismo o trekking: Otra de las opciones para hacer turismo alternativo más usuales. Se trata de la ascensión a una montaña, a pie y cuya meta es la cumbre de la misma. En algunos casos se realiza en un mismo día y en otros, es preciso quedarse a dormir en una tienda de campaña o refugio.

Campamentos: Las acampadas en medio de un parque nacional, de un bosque, un campo o una montaña forman parte del turismo alternativo, ya que nuclea a un grupo reducido de personas y tiene el ingrediente adicional de pasar la noche en un medio natural y en un alojamiento sin todos los lujos. Perfecto para mirar las estrellas, disfrutar de la tranquilidad nocturna y de comida hecha al fuego.

Piraguismo: Incluye las travesías en kayak o canoa (cualquier embarcación ligera), tanto en ríos como en lagunas o hasta en mar abierto. La embarcación es propulsada por remos, que son llevados por cada tripulante.

Parapente: Dentro del turismo alternativo también encontramos esta actividad emocionante que consiste en despegar en la cumbre de una montaña o una superficie a cierta altura, y aterrizar en otro sitio. Pero, sin dudas, lo más hermoso es lo que ocurre entre el despegue y el aterrizaje: poder ver una gran extensión de tierras desde el cielo y sentirse libre como un pájaro.

Canopy: Es un deporte extremo que se desarrolla en el bosque, con árboles altos. Se usa un sistema de cables con poleas, que sostienen a la persona mediante un arnés y se desliza desde un punto más alto hasta otro más bajo, para disfrutar de una bonita vista aérea.

Rafting: Se desarrolla en un río o laguna con rápidos de diversas características. Un grupo reducido de personas suben a una embarcación y dejan que las olas o el viento los lleve hasta otro punto. Según las características geográficas del lugar, será más o menos movido el recorrido.

No hay dudas que para hacer turismo alternativo tenemos una gran cantidad de opciones a nuestra disposición. ¡Sólo es cuestión de animarse y buscar una forma totalmente opuesta de vacacionar de lo que estamos acostumbrados!

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer Turismo Alternativo, te sugerimos que visites nuestra sección Viajes y Recreación.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social