Cómo Gastar Menos en Comidas Durante un Viaje

Tips para Ahorrar en Comidas al Viajar

Muchos turistas se preguntan ¿Es posible gastar menos en comidas durante un viaje? Por supuesto, siempre se puede ahorrar bastante si somos organizados y precavidos. Pero debemos saber que por más de que estemos en el lugar más hermoso del planeta, no podremos disfrutarlo completamente si nuestro estómago cruje de hambre.

Por más de que el presupuesto no sea acotado, tampoco vamos a gastar una buena parte del dinero en comidas extravagantes sólo porque hay un único lugar abierto de toda la región. Puedes darte el gusto de elegir un lindo restaurante una vez o dos durante la estancia, pero después, existen muy buenas técnicas para ahorrar en comida en las vacaciones  y sin pasar hambre.

10 tips para ahorrar en comidas durante un viaje. Claves para gastar menos en comer durante las vacaciones. Cómo gastar menos en el menú de un viaje

© Depositphotos.com/Goodluz

Imagen 1. Anímate a comer en los puestos callejeros y ahorrarás mucho en comidas durante tus vacaciones

10 tips para reducir gastos en comidas durante un viaje

Muchas veces, nuestro presupuesto no es para nada holgado y tenemos que planificar al detalle en lo que vamos a gastar o consumir durante nuestras vacaciones. Si ese es tu caso, seguro sabrás que la comida “se lleva” una gran parte de nuestro dinero. Para evitarlo, presta atención a los siguientes tips para gastar menos en comidas:

1. Determina tu presupuesto: Si has ahorrado durante todo el año para hacer ese viaje soñado, seguramente sabrás el dinero que tienes disponible. Sino, al momento de organizar la estancia, haz las cuentas necesarias para saber cuál es tu presupuesto; este dato es muy importante. También puedes estimar cuánto dinero puedes gastar por día; simplemente divide el monto total por los días de viaje. Siempre es bueno dejar un poco por cualquier inconveniente.

2. Busca los precios locales: En diferentes sitios o blogs te pueden indicar cuánto cuesta una comida en París o una botella de agua en Moscú. De esta manera, tendrás una idea aproximada de cuánto necesitarás para alimentarte e hidratarte durante tu viaje. Recuerda que esos valores son estimados, pueden ser mayores o menores.

3. Prepara viandas para las excursiones: Si vas a hacer paseos que te demanden todo el día, una buena manera de gastar menos en comidas es preparar una vianda la noche anterior o a la mañana antes de salir del hotel. No te olvides de incluir algo para media mañana (como por ejemplo, una fruta o una barra de cereal) y algo para el almuerzo. No es preciso que tu mochila esté muy cargada, lleva lo suficiente y recuerda el agua, que puede ser muy costosa en ciertos lugares.

4. Come en lugares alejados de los atractivos: No es lo mismo almorzar en frente a la Torre Eiffel que en un barrio alejado de los Champs Elysees en París, por ejemplo. No cometas tampoco el error de comer en los aeropuertos o terminales de trenes, porque los menúes son bastante costosos. Bastará con que te alejes unas cuadras de las atracciones turísticas o del centro de la ciudad. Pregunta a los residentes dónde se come bien y a menor precio, y de paso aprovecharás para conocer un poco más de las costumbres locales y cómo es el día a día de los que allí viven.

5. Bebe mucha agua: No es sólo un consejo para gastar menos en comidas durante un viaje, sino también para tu día a día en casa. En el caso de que te encuentres de paseo, es recomendable que lleves una botella de agua contigo, para saciar tu hambre pero también para mantenerte hidratado. Compra siempre agua embotellada y mineral en una tienda alejada de los centros turísticos y no la adquieras en el hotel, te saldrá muy cara.

6. Aprovecha el desayuno para gastar menos en comidas: Si has optado por un hotel con desayuno continental incluido... ¡Enhorabuena!. Podrás atiborrarte de comida sin problemas y no tener hambre hasta el mediodía. Quizás no estés acostumbrado a desayunar tanto, por lo cual se recomienda que empieces a practicar en casa antes de irte de vacaciones. Cada día un poco más y verás que bueno es para tu jornada. Tendrás más energías, menos apetito y sobre todo, ahorrarás dinero en tus vacaciones y en la oficina.

7. Come menúes ejecutivos: Al mediodía, los restaurantes del centro de la ciudad ofrecen platillos a muy buen precio, para oficinistas y estudiantes mayormente. De esta manera, por un precio reducido tendrás entrante, plato principal, postre y bebida.

8. Cocina: Otro consejo para reducir gastos en tus vacaciones es elegir un hospedaje donde haya cocina a tu disposición. Un hostel, un apart, una cabaña o una casa de familia son algunos ejemplos. Ahorrarás bastante yendo al mercado y cocinando tú mismo. Otra de las cosas interesantes es que podrás compartir tu cena con otros turistas de varios países y probar sus platillos. ¡Excelente para un viaje!

9. Ahorra en comida comprando en mercados locales: Si has decidido quedarte en un hostel para poder cocinar, puedes aprovechar e ir a comprar los ingredientes a los mercadillos y ferias locales, donde van los residentes. Tal vez están un poco alejados del centro, pero son más asequibles y seguro encontrarás elementos que no conocías, o que te servirán para aprender a preparar un platillo local.

10. Come en puestos callejeros: Siempre y cuando consideres que son limpios y te inspiran confianza. Si pasas delante del puesto y no te agrada el olor o te parece que no son muy aseados, busca otra alternativa. Deja de lado igualmente el tabú de comer en la calle, ¡puedes ahorrar dinero y comer platillos típicos!

Con estos consejos, sin dudas podrás gastar menos en tus comidas durante un viaje. ¡No los olvides!

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Gastar Menos en Comidas Durante un Viaje, te sugerimos que visites nuestra sección Viajes y Recreación.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social