Cómo estar listos para una emergencia

Listos para una emergencia, por si acaso...

La preparación para las emergencias es casi una inversión, y para muchos, es una inversión "hueca", ya que según las leyes de lo absurdo, contra más preparado estás para una emergencia, menor será la posibilidad de que termines por ponerlo en práctica.

Pero no por una cuestión de probabilidades debemos dejar de estar preparados y prevenidos. "Es mejor prevenir que lamentar", decían antaño, y esta frase encierra una verdad muy importante para nuestro bienestar y el de nuestra familia.

Qué es una emergencia

Comprendemos una "emergencia" bajo muchas formas: un incendio, un sismo, una gran tormenta que corta el suministro eléctrico, o una emergencia de salud. Cada una de estas (y más) tienen igual probabilidades de ocurrir, por lo que debemos prepararnos para actuar ante cualquiera de las mismas.

Consejos para estar preparados para una emergencia

En primer lugar, debemos contar con un teléfono no inalámbrico en casa. Puede que no lo tengamos conectado, pero sí debemos tenerlo a mano, ya que los celulares suelen no funcionar bien cuando ocurren casos como estos (por un exceso en su uso por parte de miles de usuarios), y si ocurriera un corte eléctrico, los teléfonos inalámbricos no nos serán de utilidad. Junto a este aparato conservaremos una lista de los teléfonos de interés (bomberos, sistema de emergencia médica, los números de los parientes y amigos, el número del médico de cabecera), y mantendremos una copia de esta lista en un lugar visible por todos, como adherido a la heladera con un imán.

También debemos prever velas comunes y linternas con baterías (pilas), que estén bien a mano. Recordemos que, si las necesitamos, será porque no hay electricidad, y no será conveniente andar buscándolas a tientas. En el mercado podemos conseguir focos de emergencia a precios muy razonables, que podemos mantener cerca de la puerta de acceso, para facilitar la salida de la vivienda en estos casos. Tal y como hacemos en el automóvil, debemos contar con un matafuegos a mano, preferentemente cerca de la cocina.

Se debe conocer (y se debe instruir a toda la familia) dónde se encuentran los cortes de electricidad, gas y agua de la casa, para poder actuar ante una emergencia. Siempre conserva un juego de llaves de la casa cerca de la puerta de acceso, para no demorar en la salida.

Y un último consejo es mantener a mano algunas mantas, y de preferencia al menos una botella de agua mineral, así como un kit de emergencias de primeros auxilios con antiséptico, banditas y vendas. Debe ser algo pequeño, de modo de poder asirlo y llevarlo con nosotros si debemos salir al exterior, como ocurre en incendios, sismos y otras urgencias.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo estar listos para una emergencia, te sugerimos que visites nuestra sección Seguridad.

Esta nota te fue útil?
3 valoraciones.
El 67% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social