Beneficios de la tintura de caléndula

Usos de la tintura de caléndula

La caléndula no es sólo una de las flores elegidas para el romance, sino también una planta medicinal de asombrosas propiedades contra las más diversas enfermedades y condiciones.

A través de la tintura de caléndula encontramos componentes útiles para aliviar síntomas y tratar condiciones de lo más variadas. Por ejemplo, en el cuadro respiratorio, garganta y nariz, la caléndula puede usarse para aliviar anginas, amigdalitis, infecciones y dolores de garganta, fiebre, bilis, paperas, tosferina, tos y otras. En el aparato digestivo y en toda la musculatura, la caléndula se usa para aliviar torceduras, dolores de estómago, de espalda, hasta de muelas y de pies.

La tintura de caléndula es reconocida como un efectivo desinflamante y desinfectante de heridas. Por su alto contenido de saponina, ácido salicílico y alcoholes, es ideal para tratar dolores, incluyendo los menstruales y hasta las inflamaciones propias del SPM. También se dice que ayuda a regularizar el ciclo menstrual, y hasta a acortar menstruaciones prolongadas y abundantes.

La caléndula y la tintura de caléndulas se utiliza también en heridas cancerosas, tumores, condiciones intestinales, úlceras (incluidas las gástricas) convulsiones, colitis, hematuria, sarampión, infecciones bacterianas, enfermedades infecciosas, enfermedades causadas por hongos en cualquier zona del cuerpo, bronquitis, heridas y grietas en la piel, contra el cáncer de estómago, contra el cáncer de piel y también para curar verrugas, entre tantas otras.

Cómo conseguir caléndula

Aunque la caléndula es una planta bastante habitual en diversos climas, no todos las tenemos a disposición. Si la cultivas o tienes a mano, debes recolectar las flores de caléndula por la mañana, cuando se ha abierto, y las puedes usar frescas o dejarlas secar para una mejor conservación. De otro modo, en las tiendas naturistas, herboristerías y farmacias o droguerías se consiguen las flores secas de caléndula, trituradas, para usar en diversas formas.

Preparación de tintura de caléndula

Para preparar la tintura de caléndula debes hacer una infusión de unos 100 gramos de flores secas (o frescas) en 500 cc de alcohol medicinal (la proporción indicada es de 1:5) Deja macerar por diez días, y aplica en cataplasmas, usando un paño limpio y seco, embebido en este alcohol. Hay quienes prefieren dejar macerar la preparación por 28 días, de acuerdo al esoterismo del ciclo lunar y menstrual femenino, mientras que otros deciden filtrar los sólidos antes de conservar el líquido en un frasco esterilizado, para evitar las fricciones o molestias a la hora de aplicar.

Infusión de caléndula

Otras formas de uso de la caléndula pueden ser en infusión: Disuelve una cucharada de polvo de flores de caléndula en medio vaso de agua, endulza si prefieres, y consume de una a tres veces por día como método preventivo de los dolores (por ejemplo, ante cambios de clima esperados o por dolores menstruales próximos).

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Beneficios de la tintura de caléndula, te sugerimos que visites nuestra sección Medicinas alternativas.

Esta nota te fue útil?
26 valoraciones.
El 96% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social