Beneficios de la árnica

La árnica es una planta cuyas propiedades permiten un alivio rápido ante golpes, desgarros, distensiones y otras condiciones.

Beneficios de la árnica

¿Qué es la árnica?

El o la árnica (Arnica montana L.) es una de las plantas aliadas para nuestro bienestar, utilizada desde tiempos remotos para aliviar golpes y malestares, mayormente en la piel. A partir de esta variedad vegetal se elabora u obtiene la tintura de árnica, cuyos detalles veremos en esta nota.

Los beneficios de la árnica

La árnica, utilizada a modo de tintura o compuesto, es utilizada para aliviar dolores y molestias en la piel, y también para evitar las infecciones en determinadas heridas. Rico en flavonoides y ácidos, esta planta y sus compuestos derivados tienen efectivas propiedades vulnerarias y rubefacientes, es decir, que al frotarlos o aplicarlos sobre la piel adolorida (por un golpe, por ejemplo) produce aumento del calor, acumulándose allí la sangre y facilitando una sensación descongestiva y de alivio.

Beneficios de la árnica
Beneficios de la árnica

© Depositphotos.com/saphira

"La árnica es utilizada para aliviar dolores y molestias en la piel, y también para evitar las infecciones en determinadas heridas."

Al aplicar árnica inmediatamente después del golpe, esta suerte de abultamiento de la sangre con calor propicia que no se formen los moretones o magullones, sino un suave enrojecimiento que desaparece en algunos minutos. Pero hay que tener cuidado en su aplicación, pues siendo una especie vegetal y natural, es posible sufrir de alergias que puedan agravar el problema en la zona afectada, y desplazándolo hacia el resto del cuerpo. Por tanto, es conveniente realizar una prueba de alergia antes de su uso, por precaución.

Cómo aplicar árnica para aliviar dolores

La tintura de árnica se prepara muy fácilmente. Se vende seca y triturada en polvo en tiendas naturistas y de herboristería. Una cucharadita será suficiente para realizar una infusión en una taza de agua caliente. La misma se debe dejar reposar y aplicar sobre la zona afectada con un paño humedecido en este líquido, y restregando o frotando suavemente, sin presiones.

"La tintura de árnica, así como cualquier derivado de esta especie vegetal, es sólo apta para uso externo."

Para su uso externo, las acciones antiinflamatorias y analgésicas de la planta se hacen evidentes. Se puede utilizar en golpes, desgarros y distensiones musculares, congelamientos, esguinces, luxaciones, y hasta sobre estrías y en casos de dolores por artritis reumatoide. Realiza la infusión explicada antes y aplica sobre la zona, sea directamente o en cataplasma, frotando con un paño limpio embebido en el líquido con cuidado. La aplicación de la tintura de árnica se puede hacer hasta cuatro veces por día, dependiendo de la gravedad de la condición.

La tintura de árnica, así como cualquier derivado de esta especie vegetal, es sólo apta para uso externo, pues posee un cierto nivel de toxicidad que, de ser ingerido, puede resultar muy peligroso.