Cómo Ahorrar en Medicamentos

Cómo reducir gastos en medicamentos

Es cierto que no debemos ahorrar en salud. Pero, por otro lado, cualquier gasto en cuentas y productos médicos puede ser cuidadosamente reducido, si aplicas algunos de estos simples trucos para optimizar tus compras, evitando gastar de más y dando a tu cuerpo y tu mente la buena salud que merecen.

Antes de tomar cualquier decisión al respecto de la salud, siempre has de consultarlo con tu médico de cabecera. Como siempre te recomendamos: evita la auto-medicación, no tomes medicamentos y productos fuera de su fecha de caducidad, ni sin la recomendación médica profesional que lo avale. Cumple las rutinas de medicamentos según la recomendación, tanto en dosis, frecuencia, como también en cuanto al período de uso.

Tampoco sigas rutinas de ejercicios o actividades sin la previa consulta al médico, en especial si posees condiciones de salud particulares o si sigues tratamientos médicos contraindicados en ciertas dietas alimenticias, actividades u otras interacciones.

El médico, un aliado en tu ahorro

Cuando compras medicamentos en la farmacia, sueles reconocer algunas marcas comerciales. Los laboratorios presentan en el mercado productos que parten de una droga activa y diferentes "recetas", dando al mismo ciertas sutiles diferencias de los de la competencia.

Cuando tu médico te recomiende u ordene consumir determinado medicamento, pide que te haga una receta por la droga de base y no por marcas comerciales, pues hay medicamentos de laboratorios menos conocidos o genéricos mucho más económicos que los de las marcas famosas

También pide al médico que duplique las dosis en la receta, para luego hacer la dosis correcta de manera particular. Es decir, que si debes tomar 10 miligramos diarios de un medicamento, pide al médico que te recete la droga de base en comprimidos de 20 mg, y luego corta la píldora a la mitad para tomar media pastilla diaria. Así, optimizarás el precio de compra del producto.

Cuando tengas alguna condición de salud que requiera de un tratamiento a corto plazo, consulta a tu médico si posee muestras gratis. Los laboratorios se las suelen obsequiar a los médicos, y si debes tomar -por ejemplo- sólo tres dosis de un medicamento, comprar la caja completa no sólo sería más costoso, sino que también te dejará con un restante que probablemente no necesitarás.

Otros consejos para ahorrar en medicamentos

Entre trucos de ahorro solemos decir que debes aprovechar las muestras gratis y pruebas. Sin embargo, ten cuidado con ellas. Nunca aceptes muestras de medicamentos por cualquier persona que no sea tu médico.

A la hora de comprar medicina recetada, analiza todas tus opciones. Algunas farmacias y droguerías ofrecen descuentos por compras online o telefónicas, y también hay tarjetas de crédito, de débito y clubes de membrecía con los que puedes conseguir buenas ofertas.

Analiza si en tu ciudad hay entidades de asistencia médica que ofrezcan medicamentos a menores precios. En algunas ciudades se estilan los "bancos de medicamentos": cuando una persona termina su tratamiento médico y tiene sobrantes de productos, los dona a estas entidades caritativas, quienes las administran a las personas menos privilegiadas bajo cuidado médico. También los laboratorios les brindan sus productos a menores precios, y puedes aprovechar estas ofertas para optimizar el ahorro.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Ahorrar en Medicamentos, te sugerimos que visites nuestra sección Economía y Ahorro.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social