Salud
Cómo organizar los remedios

Cómo organizar los remedios

Consejos para organizar nuestros medicamentos y evitar accidentes.

15/09/09 por Caro

Cómo mantener organizados los medicamentos

Hoy en día, la medicación es necesaria en muchos casos, especialmente en personas con enfermedades crónicas y que deben tomar más de un remedio al día.

Cualquier medicamento que tenga que pasar por nuestras manos debe ser tratado con precaución, ya que muchas veces pueden traer daños secundarios por el hecho de confundirlos con otros. No importa la edad que tengamos, lo que tenemos que tener es la consciencia de saber que los medicamentos son para uso exclusivo de las personas que deben tomarlos, por eso toda responsabilidad cae sobre ellas.

Consejos para organizar los medicamentos

Cuando debemos tomar varios medicamentos al día, es importante tenerlos bien organizados, y la mejor forma de hacerlo es dejarlos en el mismo empaque, para así no confundirlos con ningún otro. Sin embargo, existen en las farmacias organizadores de medicamentos, que incluyen distintos compartimentos para cada día de la semana. Otros más completos vienen con los horarios de la mañana, media mañana, almuerzo, tarde y noche. Estos son excelentes elementos ya que nos guían con mayor facilidad para saber qué debemos tomar en cada momento del día.

"Los medicamentos son para uso exclusivo de las personas que deben tomarlos, por eso toda responsabilidad cae sobre ellas."

Con respecto al mantenimiento, hay que evitar exponerlos a temperaturas altas, ya que puede descomponer el medicamento en cuestión de horas y ya no tendrá los efectos esperados.

También es importante tenerlos siempre bien rotulados con su nombre de pila, para que sirven, fecha de vencimiento, y si es el caso, poner el nombre de la persona que los necesita, para evitar confusiones con los medicamentos de algún otro miembro de la familia.

Cómo Saber para Qué Sirven mis Medicamentos

Cómo Saber para qué Sirve cada Medicamento de tu Botiquín

Es muy probable que tengas en casa esa "famosa" caja de los medicamentos, con decena de tabletas con nombres extraños que ni siquiera sabes para qué son, ni qué enfermedad atacan. Así que cuando te levantas a media noche con un fuerte dolor de estómago, de cabeza o con catarro, vas a la farmacia por más medicinas. El ciclo continúa y cada vez se agranda más nuestro inútil almacén.

Te gusta esta nota?