Adolescencia precoz: Como tratar a niños pre-adolescentes

La adolescencia es un momento difícil, de rebeldía y cambios de humor. Tratemos de comprender a nuestros hijos analizando esta etapa

Comprendiendo a los niños con adolescencia precoz

Cuando la adolescencia llega antes

La adolescencia es un momento en el desarrollo infantil de enormes cambios: el cuerpo, los humores y la propia percepción del mundo que los rodea cambia de súbito. Con ella vienen largos meses, años incluso, de una gran torpeza en lo físico, pudores, cambios, crecimiento y un temible estado de ánimo sumamente fluctuante… y eso cuando llega a su tiempo. ¿Pero qué sucede cuando la adolescencia llega antes? ¿Cómo podemos ayudar a nuestros pequeños en su entrada hacia el camino de la adultez?

Adolescencia precoz: Como tratar a niños pre-adolescentes
La adolescencia es un momento en el desarrollo infantil de enormes cambios

Los momentos de la adolescencia

Comprendemos la pubertad y la preadolescencia convencional hacia los 11 o 12 años de edad, cuando el cuerpo se desarrolla (hay nuevas vellosidades, crecen los genitales y las zonas íntimas, cambia la voz, nos estiramos a un ritmo acelerado). A partir de allí, hay quizás uno o dos años de calma, y hacia los 13 años llega la adolescencia, que se extiende normalmente hasta la mayoría de edad, tiempo en el cual el cuerpo sigue creciendo hasta su altura y dimensiones definitivas.

Pero en algunos casos, la adolescencia, así como la pubertad, llegan antes. Ya hacia los 8 años puede comenzar a haber signos de desarrollo sexual, lo que conlleva una adolescencia precoz a partir de los 10 años.

"Ya hacia los 8 años puede comenzar a haber signos de desarrollo sexual, lo que conlleva una adolescencia precoz a partir de los 10 años."

Los cambios y la rebeldía de la adolescencia

Es natural, casi necesario, que el adolescente se rebele contra su entorno, sus padres, las normas antes establecidas como hierro. Es parte de su formación como un adulto individual, único y particular. Sin embargo, un abierto diálogo familiar y un entorno incluyente y respetuoso ayudará a que este proceso sea más bien cognitivo y de análisis, y no la creación de una batalla campal en el hogar. Mucho más cuando hablamos de una adolescencia precoz: el niño aún no tiene su grupo de pares para lidiar en conjunto con esta situación, ni sus amigos o compañeros de la escuela pueden dialogar con él o ella sobre los cambios que le están sucediendo y su percepción de la realidad.

Es por eso que muchos pequeños deciden por intentar introducirse en otro grupo etáreo. Si tu hijo o niña está atravesando una adolescencia precoz es natural que busque vestirse como adolescente, actuar como alguien tres a cinco años mayor que él, cambie sus gustos musicales y lo que ve en la TV. Es que el pequeño observa que en esa edad los niños pueden lidiar con este cambio mejor que él a su corta edad. Nuevamente: el diálogo, la comprensión, el apoyo y también la terapia serán de utilidad para atravesar esta etapa con solidez y buena estructura personal y familiar.

"Es natural, casi necesario, que el adolescente se rebele contra su entorno, sus padres, las normas antes establecidas como hierro."