Cómo Administrar un Hotel

Guía para Administrar un Hotel

Antes de tener que administrar un hotel, los futuros emprendedores suelen tener muchas dudas al respecto de este negocio, básicamente porque no cuentan con la información necesaria o completa. No es necesario ser contador ni experto en finanzas, así como tampoco haber tenido varios comercios antes.

La administración de un hotel puede parecerse a cualquier otro negocio, aunque también tiene algunos puntos específicos. Es vital que tengas en cuenta, como primera medida, que no conseguirás grandes ganancias desde que abres, sino que la inversión que has hecho dará sus frutos a los varios meses (algunos hasta se animan a decir que después de un año).

Tips para la administración de un hotel. Cómo montar un hotel y llevar la contabilidad.
Imagen 1. Antes de montar un hotel, arma un plan de negocios donde se especifiquen los servicios ofrecidos a los clientes.

Pero esto no es una razón para no montar un hotel, ya que las demoras en recibir ganancias ocurre en todos los negocios, tal vez en algunos más y en otros menos. En cuánto a un establecimiento para alojar huéspedes, en los meses iniciales puede que quedes en “foja cero”, entre lo que gastas y lo que vendes, es decir, entre lo que pagas por servicios o créditos y las habitaciones que rentas.

Por ello, es necesario aprender cómo administrar un hotel, para que esta ecuación no quede en negativo. Ya que si esto sucede durante varios meses seguidos, no te quedará más alternativa que cerrar el negocio, algo que nadie desea, sin dudas.

Para comenzar con un hotel puedes optar por construirlo a tu gusto, comprar una vivienda y refaccionarla, o bien adquirir un lugar que ya ofrecía este servicio y reacondicionarlo según las necesidades o el target al que te dedicarás.

Piensa también que según el lugar donde vives, habrá momentos del año donde la afluencia de turistas será mayor o menor; no olvides detallarlo en tu plan de negocios. Durante el verano, por ejemplo, o las vacaciones de invierno, tendrás más ingreso de dinero, que quizás en otoño o durante los días de semana no. Haz un equilibrio perfecto para que esto no sea contraproducente.

5 claves para administrar un hotel

Una vez que ya tienes el hotel en funcionamiento, es decir, que está habilitado para recibir huéspedes, es preciso que cumplas con algunos pasos para que el negocio sea rentable, y por supuesto, puedas ganar dinero con él. Presta atención a estos pasos para administrar un hotel:

1. La atención a los clientes: Es fundamental para conseguir que regresen o que recomienden a sus conocidos. Ellos serán los que te ayuden a cumplir tus objetivos, no lo olvides. Respeto, lealtad y amabilidad son tres palabras que nunca pueden faltar. Siempre habrá algunos huéspedes que sean más conflictivos que otros, tienes que ser estricto y a la vez ameno. No hay dudas de que lo conseguirás.

2. Limpieza de las habitaciones: No importa la cantidad de habitaciones o las dimensiones de los espacios comunes, el hotel debe “brillar” de tan limpio y ordenado. Eso le da un aspecto mucho más favorable y tendrás clientes más satisfechos. Contrata un buen servicio de limpieza y aseo de los cuartos, establece horarios para cambiar las sábanas y toallas, alguien que se encargue de limpiar el salón comedor y la recepción, etc. Dispón un lugar alejado de las habitaciones para colocar las lavadoras, planchas, etc. Nadie tiene que ver las ropas sucias ni los elementos de limpieza.

3. Renueva de vez en cuando: La innovación va de la mano con la administración de un hotel. Los huéspedes siempre van rotando, pero también es cierto que en los negocios, aquellos que se quedan en el tiempo son los que más pierden. Aún en los hospedajes en casas antiguas o que mantienen su fachada tal y como estaba en el momento de la fundación. Las mejoras se deberán ver también en otras cuestiones, tales como colchones o sábanas nuevas, habitaciones siempre bien pintadas, etc.

4. Contrata personal de mantenimiento: Teniendo tantas personas usando el edificio, es probable que al menos una vez a la semana haya un problema con la plomería o la electricidad. También puede que necesites hacer un mantenimiento de los sistemas de calefacción o acondicionamiento, etc. Agenda una buena empresa que se dedique a ello, que sea rápida para resolver problemas y puedas pagar por mes por los servicios.

5. Asesórate en asuntos legales: No es necesario que tengas un plantel de abogados, escribanos y contadores para administrar un hotel, pero si es cierto que de vez en cuando precisarás de sus servicios y conocimientos. Si tienes la capacidad de volcar toda la información contable en una hoja de cálculo, un cuaderno o un programa de PC especial, no dudes en usarlo. Pero también ten en cuenta que una vez al año, el balance lo debe realizar un profesional. Guarda las boletas y facturas y emite tickets a los huéspedes, así evitarás problemas. También debes ser muy rigoroso en lo que se refiere a pagar impuestos, para no tener que afrontar multas o hasta el cierre del hotel. Y algo que no debes dejar de conocer es la normativa acerca de las instalaciones hoteleras, como el sistema de incendios, ruidos, huéspedes permitidos, etc.

Para administrar un hotel, basta con que seas organizado y detallado en tus tareas. Si realizas un buen plan de negocios previo, los pormenores ya estarán contemplados.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Administrar un Hotel, te sugerimos que visites nuestra sección Otros.

Esta nota te fue útil?
4 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social