10 Errores Comunes al Hornear Pasteles

Cómo Hornear Pasteles a la Perfección

Demasiado azúcar, muy poca manteca, el horno sin precalentar… son muchos los errores al hornear pasteles que cometemos sin darnos cuenta, y terminamos con una preparación tan poco agraciada a la vista, como en su sabor.

Para que tu cocina sea un verdadero ejemplo, hoy te contamos estos trucos simples que podrás imprimir para tener siempre a la vista y en mente, logrando pasteles altos y esponjosos, galletas de ensueño, budines húmedos y livianos, y un sinfín de horneados sensacionales hechos con tus propias manos.

10 errores comunes al hornear pasteles

Para hornear a la perfección, observa la siguientes lista de errores comunes y descubre qué NO debes hacer al cocinar tus pasteles.

1. Bordes quemados e interior crudo: Si tus pasteles tienen los bordes quemados pero el interior aún crudo, el problema es una temperatura demasiado alta. Pero también puede ser que estés usando un molde inadecuado: demasiado profundo o demasiado grande, de color oscuro o un engrosamiento en la base o un pliegue en el papel de hornear que hayas usado.
Si fueran sólo los lados los que se ven demasiado oscuros, probablemente congestionaste demasiado el horno y el calor no circuló bien. Eso también puede ocasionar que tus pasteles pierdan color.

Cómo cocinar pasteles en el horno. 10 trucos para hornear pasteles. Claves para cocinar pasteles en el horno. Errores a evitar al hornear pasteles

© Depositphotos.com/ulldellebre

Imagen 1. Para hacer horneados perfectos, recuerda tamizar los ingredientes sólidos y usar los líquidos a temperatura de ambiente.

2. Pasteles con “joroba” despareja: El problema probablemente sea que el horno estaba demasiado caliente (más de lo indicado en la receta), o que hayas agregado más harina que la que pedía la lista de ingredientes. Además, si el centro no se hubiera cocinado del todo, el problema puede ser que no haya estado lo suficientemente caliente, que hayas usado un molde demasiado pequeño, o demasiado polvo de hornear o bicarbonato de sodio.

3. Pasteles bajos: Este error al hornear pasteles puede deberse a distintas condiciones: el horno a temperatura más baja que la necesaria, que hayas abierto la puerta antes de tiempo, retirado el molde del calor antes de que termine el tiempo de cocción, que no hayas usado suficiente harina, o haber agregado demasiado azúcar, materia grasa (aceite, mantequilla o lo que uses), polvo de hornear o bicarbonato de sodio.

Más trucos para hornear a la perfección

4. Pasteles con rajaduras y grietas: Puede que el horno no haya estado lo suficientemente caliente, o que hayas agregado demasiada harina o polvo de hornear.

5. Textura grumosa: Si la textura de tus pasteles no es esponjosa sino que parece grumosa, normalmente se debe a falta de calor en el horno, demasiada harina o polvo de hornear, o también que hayas batido demasiado la pasta antes de verterla en el molde.

6. Pasteles duros: Si tus recetas se notan duras, en general puede que hayas horneado a una temperatura demasiado alta, no hayas usado suficiente materia grasa, o agregaste demasiada harina.

7. Reposterias pastosas y espesas: Es error al hornear pasteles es muy común, y seguro es porque ha faltado cocción, has horneado a temperatura baja, o no desmoldaste tus pasteles correctamente (recuerda retirar cuando se cumpla la cocción, dejar en el recipiente hasta que esté cálido a tibio, y desmoldar para terminar de enfriar en una rejilla, de modo que no se condense la humedad allí dentro).

8. Bizcochos sin leudar: Si tus bizcochos no se hubieran “inflado” tanto como esperabas, no pienses que es tu mala mano para la repostería: normalmente el problema es que el horno no haya tenido suficiente temperatura, que hayas usado un molde demasiado grande, que te haya faltado agregar polvo de hornear, o haber batido lo suficiente la mezcla.

9. Pasteles que no se despegan del molde: Este es otro de los errores comunes al hornear pasteles. Si los preparados no se despegan del molde, probablemente no lo hayas engrasado. Recuerda que siempre conviene hacerlo con mantequilla (o aceite, si no tienes), y en algunas preparaciones necesitas también enharinarlo. Si cubres el interior del molde con papel de hornear, recuerda engrasarlo también.

10. Tu propio antiadherente para horneados: Te dejamos un truco extra para que nunca más tengas el problema de no poder despegar tus pasteles. Prueba preparar tu propio antiadherente para horneados:

Mezcla en la batidora o a mano 1/2 taza de aceite vegetal, 1/2 taza de mantequilla fundida (puedes usar margarina), y 1/2 taza de harina común. Unta los moldes y papeles con esta pasta liviana, y tus pasteles se despegarán como por arte de magia.

Con estos consejos para hornear pasteles todas tus preparaciones serán deliciosas, esponjosas, y simplemente perfectas.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a 10 Errores Comunes al Hornear Pasteles, te sugerimos que visites nuestra sección Trucos.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social