Técnicas para Hablar en Público sin Miedo

Truco para hablar en público. Cómo quitar el miedo a hablar en público. Método simple para hablar en público sin miedo

Aplica estos consejos siempre que necesites hablar ante una audiencia concurrida. ¡Será mucho más fácil!

© Depositphotos.com/halfpoint

Hablar frente a la audiencia es un temor recurrente en las personas del mundo entero. ¡Pero con estos consejos podrás hacerlo con fluidez, usando un truco poco conocido que aplican los principales oradores!

Cómo Evitar el Miedo a Hablar frente al Público

Hay muchas técnicas para hablar en público sin miedo, ya que es una situación de altísimo estrés y un temor (incluso fobia) recurrente en muchas personas, por lo que es de análisis recurrente en muchos estudios. Algunos investigadores sugieren que este temor nace a partir de la inseguridad sobre uno mismo, y el temor a la exposición pública, a hacer el ridículo y a ser juzgado. Estas son conductas naturales en muchas personas, que pueden ser desarrolladas y trabajadas mediante terapias y con la práctica pero que, para hacerlo, se requiere de tiempo.

Lo cierto es que cuando se acerca el momento de presentar ese informe o de dar ese examen ante el panel de profesores, no tienes tiempo para corregir estos temores y necesitas un truco simple que te permita hacerlo sin titubeos, aportando claridad a cada una de tus palabras. ¡Y en este artículo tenemos justo el consejo que necesitas!

El temor a hablar frente al público es muy habitual, y puede ser incapacitante si no lo atiendes de un modo eficiente. Acompañado a tus esfuerzos para elevar tu confianza, aprovecha cada oportunidad que tengas para dialogar con extraños y desconocidos, y habla en público siempre que puedas (por ejemplo, frente a tus amigos contándoles un chiste, o brinda una exposición oral en el aula para ir ganando confianza). También, aprovecha para aplicar este truco poco conocido de los oradores profesionales.

"Los principales oradores ponen en marcha un turco, y es derivar su atención hacia un punto que no representa amenaza alguna: las manos."

Te puede interesar: Cómo superar el miedo a hablar en público

Tips para hablar en público sin miedo

No se trata de imaginar a toda tu audiencia sin ropas, como sugiere el consejo más popular, ni pensar que en lugar de personas hay perros y gatos oyéndote. Al hacer algo como eso enfocas tu atención en la audiencia, y eso es justamente lo que te está causando el temor. Es como si le tuvieras miedo a la oscuridad y para evitarlo te enfocaras en recordar cuán oscuro está ese sitio. ¡Es una batalla perdida!

Por eso, los principales oradores ponen en marcha otro consejo, y es derivar su atención hacia otro punto, uno que no representa amenaza alguna: las manos.

Las manos están normalmente al frente de tu pecho y torso, ya sea porque haces ademanes al hablar, o porque las tienes posadas en un atril o mesa al hacer tu exposición. Pueden complementar tus palabras, y están ciento por ciento bajo tu control. ¡Tus manos son donde tienes que poner tu enfoque!

Técnicas para hablar en público. Tips para evitar el miedo a hablar en público.

El temor a hablar frente al público es uno de los más recurrentes. Practica y aplica estos consejos para superarlo con más facilidad.

© Depositphotos.com/marcovarro

No se trata de quedarte toda la exposición observándolas, sino de encontrar en ellas un brevísimo descanso. En lugar de mirar al suelo cuando no recuerdes algo, o cuando la mirada punzante de la audiencia te intimide, simplemente dale un veloz vistazo a tus manos, y sigue adelante.

Además, procura no enfocar tu mirada en los ojos de ninguna persona de la audiencia, sino en un punto fijo del muro posterior de la habitación siempre que puedas. Si hay pocas personas, pero no están demasiado cerca de ti, mira el lóbulo de su oreja o el punto central entre sus dos cejas para demostrar atención; así esquivarás astutamente su mirada, y recuerda mirar muy brevemente tus manos para dar ciertos descansos, manteniéndolas más bien al frente de tu pecho.

También, el gesticular con cierta amplitud (no demasiado, sino naturalmente) hará que muchas de las personas de la audiencia las observen, quitando la atención de tus ojos. Esto también te hará sentir más confiado o, mejor dicho: menos intimidado.

"El gesticular con cierta amplitud hará que muchas de las personas de la audiencia observen tus manos, quitando la atención de tus ojos. Esto también te hará sentir más confiado."

Otro consejo es atraer la atención hacia fuera de tu cuerpo, por ejemplo: si vas a enumerar conceptos, puedes llevar la mano levemente hacia la derecha y acompañar los puntos de tus palabras con los dedos. No sólo tú pondrás el enfoque en ellas, sino también las personas de tu audiencia, y esto te ayudará a hablar frente al público sin miedo, ¡y con más soltura!