Cómo Restaurar un Mueble Infantil

Cuando los hijos crecen, los prácticos muebles que antes estaban llenos de pañales y mantas ahora ya no son precisamente los que buscan para sus habitaciones de “niño grande”. Por fortuna, hay muchas maneras fáciles de renovar un mueble infantil, para que sus recámaras se vean de lujo sin gastar más que algunas monedas en pinturas y adhesivos. ¡Toma nota de estas propuestas!

Te puede interesar: Cómo decorar un dormitorio infantil

Preparando el mobiliario

Vacíalo por completo, quita los cajones y desatornilla las puertas, si las tuviera. Si tiene patas, considera quitarlas o reemplazarlas por otras más amplias, para dar más estabilidad (recuerda que los niños suelen jalar de los tiradores, y los muebles altos podrían ser peligrosos para ellos). Ya vacío, límpialo con un paño embebido en vinagre blanco y agua, para quitar suciedades, grasas, y desinfectar la pieza sin dañar la madera.

Lija el mueble viejo para quitarle la pintura si fuera adecuado, y pinta la pieza con pintura látex acrílica para que seque en una a dos horas, mientras preparas las demás decoraciones de la habitación. Usa su color favorito en pintura plana, para simplificar la tarea.

"Antes de decorar el mueble de madera, límpialo con un paño embebido en vinagre blanco y agua, para quitar suciedades, grasas, y desinfectar la pieza sin dañar la superficie."

6 ideas para renovar muebles infantiles

Estas son algunas ideas que seguro querrás tener en cuenta para la restauración de muebles:

1. Accesorios: Pinta la pieza en un tono claro, y resalta las molduras, cortes y detalles en su color favorito. Usando adhesivo universal incoloro, agrega los detalles que mejor vayan con la decoración de la habitación, por ejemplo, estrases brillantes y bolas artificiales para un toque glamoroso, autitos de colección en torno al frente de cada cajón como si fueran pistas de carreras (que también podrías pintar en la superficie), piezas de juguetes que ya no usen o que se hayan dañado, etc.

2. Cajones de legos: Pinta el cuerpo del mueble en un tono claro, plano, y el frente de los cajones en colores vivos, como rojo, amarillo, verde o azul. Usando rodajas de tubo de PVC o tapas plásticas (como las de las instalaciones eléctricas), crea tubos abiertos en un extremo, de no más de 3 centímetros de altura. Adhiere estas piezas imitando el mecanismo de encastre de los legos al frente del cajón, dejando sólo dos de ellas con un corte en la parte inferior para poder abrirlo (estos tubos quedarán adheridos frente a los tiradores).

Decoración colorida con muebles renovados para el dormitorio infantil

Tan sólo con una mano de pintura y un corte de madera en colores contrastantes lograrás renovar cualquier mueble para niños.

© Depositphotos.com/Baloncici

3. Personajes: La técnica de decoupage es la más fácil para restaurar muebles de niños. Sólo compra papeles decorativos con sus personajes favoritos, recórtalos con prolijidad, y prepara engrudo casero o una solución de dos partes de cola blanca por una de agua. Pincela la superficie con el adhesivo (una capa delgada) y pon encima el recorte de papel. Pincela nuevamente con la solución y deja secar. Si vas a aplicar un “papel” grande, por ejemplo, cubriendo buena parte del frente de la cajonera, usa un cúter y recorta donde sea necesario para poder abrir los cajones. ¡Esta técnica también permite adherir sus propios dibujos!

4. Pizarra: Pinta el mueble en un tono plano, y luego limita el frente de cada cajón o sector con cinta adhesiva de bajo contacto. Pinta el interior de este ‘marco’ con pintura para pizarrón, y deja que los niños escriban y dibujen en ellos.

5. Rompecabezas: Compra tantos rompecabezas (puzles) como frentes de cajón quieras decorar. Pide a tus hijos que completen los puzles en el fin de semana y, ya listos, adhiérelos con cola blanca al frente de los cajones, recortando los excedentes. Protege al frente con barniz, o pincelando con cola. ¡Amarán haber colaborado!

"Pinta un sector con pintura para pizarrón, y deja que los niños escriban y dibujen en ellos."

6. Telas: Una manera simple de renovar un mueble infantil es, con la misma técnica de decoupage, cubrir cada puerta o cada frente de cajón con telas livianas de estampados decorativos. Le darás encanto a la superficie, protegerás la madera, y además puedes hacer que el mueble combine con las cortinas o el cobertor de la cama, usando el mismo género.

Estas son algunas ideas que servirán como puntapié inicial para que dejes volar tu creatividad. ¡Tus hijos amarán sus dormitorios con estas ideas para renovar muebles infantiles y convertirlos en una divertida pieza de juegos y decoración!