¿Por qué se irritan los ojos?

Es común observar que nuestros ojos se tornan rojizos, especialmente en el sector adyacente a la nariz, y comúnmente lo asociamos a cansancio. Cuando tensionamos, exigimos o maltratamos a nuestros ojos, sus vasos sanguíneos se dilatan y quedan visibles en la esclerótica, membrana ocular a la que conocemos normalmente como "el blanco del ojo".

Te puede interesar: Cómo curar los ojos secos

Causas de los ojos irritados

Esta hemorragia y dilatación es un mal bastante común, que puede deberse a golpes y traumas (como hacer mucha fuerza, estornudar violentamente, golpes y sacudones fuertes), a la acción de químicos (como productos de limpieza y sus vapores, el cloro de las piscinas u otras), y también a la tensión ocular sufrida al leer, mirar elementos brillantes (televisores, pantallas, el sol directo) y hasta por una mala circulación sanguínea a la cabeza.

"Cuando tensionamos, exigimos o maltratamos a nuestros ojos, sus vasos sanguíneos se dilatan y quedan visibles en la esclerótica."

También las alergias a ciertos elementos pueden causar enrojecimiento de ojos, como así también el ingreso de un cuerpo extraño, además de ciertas enfermedades y males del ojo, como el glaucoma, la uveítis y lesiones en la córnea.

Remedios caseros para los ojos irritados

Aunque en el mercado puedes hallar humectadores del globo ocular y gotas oftálmicas a buen precio, los remedios caseros siguen siendo los más populares para la irritación de ojos. Es importante consultar con el médico especialista para asegurarnos de dar una solución efectiva, y no empeorar la condición aplicando elementos inadecuados.

Entre los remedios caseros más comunes, las compresas caseras son las mejores.

  • Prepara una tizana o una infusión de manzanilla y moja un algodón. Exprime el excedente y coloca directamente sobre los párpados para descongestionar y desinflamar la zona, aliviando al ojo y a sus vasos sanguíneos. Las compresas de té negro también serán efectivas, aunque poseen una carga de cafeína que, en ocasiones, no será adecuada.
  • La oscuridad y la relajación son técnicas efectivas para aliviar la irritación de ojos. Recuéstate en una habitación fresca, tranquila y oscura por un buen rato. Relaja tu mente y no enfoques la vista en nada. Si puedes, toma una breve siesta, y tus ojos volverán a su color habitual.
  • Mantén tus ojos humectados para evitar la irritación. Mójalos con agua limpia o aplica gotas libres de agentes químicos (las "lágrimas" o "tears" son las mejores) para mantener el globo ocular bien hidratado, incluso en los climas más resecos.
  • Para aliviar, descongestionar y desinflamar los ojos, aplica rodajas de patatas o de pepinos crudos sobre los párpados cerrados, y deja actuar por unos 15 minutos. También puedes ponerte discos de algodón embebidos con el líquido de un hinojo, o con una infusión de cola de caballo. Luego, enjuaga y limpia con agua fresca, y permite que tus ojos descansen en un sitio oscuro por unos 5 minutos más.

"Entre los remedios caseros más comunes para aliviar los ojos irritados, las compresas caseras son las mejores."