Prevención de la diarrea

La diarrea puede llegar a ser mortal debido a al gran deshidratación que la misma produce en el cuerpito del niño. En general, la falta de higiene adecuada o la ingestión de agua o alimentos contaminados suelen ser la causa principal de la diarrea.

"La diarrea puede llegar a ser mortal debido a al gran deshidratación que la misma produce en el cuerpito del niño."

Te puede interesar: Cómo prevenir las caries en niños

Nos damos cuenta de la presencia de esta enfermedad cuando el niño evacua varias veces en un lapso no muy prolongado y las mismas son mas blandas que lo habitual, o bien líquidas. En algunos casos el niño también puede presentar fiebre y vómitos.

Consejos para prevenir la diarrea en los niños

Por eso es necesario tomar algunas medidas de prevención:

  • Siempre lavarse muy bien las manos antes de alzar al bebé y al prepararle la comida o la mamadera.
  • Si el niño es muy pequeño, continuar con la lactancia materna el mayor tiempo posible. Como mínimo, hasta los seis meses, y si esta es suficiente para satisfacerlo, no agregar ningún otro tipo de alimento.
  • Las mamaderas o biberones son un perfecto caldo de cultivo para las bacterias. No es conveniente dejar dentro restos de leche y hay que lavarlos y esterilizarlos cada vez que hayan sido usados.
  • En la época estival todos los alimentos deben ser guardados en lugares frescos y los que van a la heladera, deben pasar el menor tiempo posible fuera de ella. Es importante no romper la cadena de frío desde el negocio en donde los adquirimos hasta la llegada a nuestro hogar, por lo que es conveniente hacer las compras y volver a la casa inmediatamente, y si debemos hacer varias diligencias, es mejor dejar las compras para el último.
  • Lavar y desinfectar muy bien las verduras que se van a consumir crudas y las frutas que se van a consumir con cáscara.
  • No consumir alimentos elaborados en la vía pública y en condiciones de higiene no confiable.
  • Si no estamos seguros de la potabilidad del agua que consumimos, es conveniente hervirla previamente.
  • Si el niño debe comer con las manos (galletas, pan, etc.), hay que lavárselas muy bien antes de hacerlo, y controlar que no se lleve a la boca ningún objeto encontrado en el suelo, sobre todo en los patios o parques.