Cómo Organizar las Vacaciones en Familia

Al elegir un lugar para ir de vacaciones en familia, lo ideal sería que todos estuvieran felices, pero eso no siempre es posible. Esto no quiere decir que alguno lo pasarán mal, sino que es dificil dejar conformes a todos.

Te puede interesar: Cómo planear unas vacaciones multifamiliares

En el caso de que necesites escoger un lugar para ir de vacaciones con tu pareja e hijos, si los niños son pequeños primará entonces la opinión de los adultos, siempre teniendo en cuenta las necesidades de los demás. Si ellos son bebés, entonces lo mejor será viajar cerca, en lo posible en un transporte propio (coche) y a un sitio donde lo pasen bien.

Uno de los problemas más importantes al elegir un destino aparece cuando los hijos son adolescentes. Claro, porque ellos no sólo tienen sus propias opiniones y gustos, sino que es complicado que estén felices por una decisión. El diálogo y la oportunidad de que hablen todos es una forma de solucionar este inconveniente tan frecuente.

Otro caso que puede ocurrir si tienes que escoger dónde ir de vacaciones es cuando, además de la familia íntima (pareja e hijos), se deciden unir otras personas, como padres, abuelos, tíos, suegros, etc. En ese caso, todavía se requiere de más tiempo para decidir el destino ideal.

"Tengan en cuenta las características de la familia: ¿Cuál es la definición de “pasar unas buenas vacaciones para ustedes?."

No hay dudas de que todo el mundo quiere pasar unas buenas vacaciones en familia, pero, también es cierto que la gran mayoría no lo logra. ¿Por qué? Para empezar, porque no hubo una buena planificación de los días de descanso.

Sin importar con quién viajes, las vacaciones deben ser sagradas para ti y para los demás. Entonces, para evitar problemas, discusiones, malos entendidos, etc, es necesario una buena organización, la cuál incluye no sólo la elección del destino para el viaje, sino también el hotel, cómo ir, los días de estancia, las maletas, los paseos, los gastos, las compras y las comidas.

Puede parecer algo engorroso ponerse a pensar en todo esto al momento de buscar lugares para ir en familia, pero sin dudas, evitará una gran cantidad de dificultades. Los imprevistos pueden surgir, eso es seguro, pero cuánto más organización haya, más chances hay de pasar unas buenas vacaciones.

Cómo elegir el destino para ir de viaje en familia. Consejos para elegir el lugar para vacacionar en familia. Destino para las vacaciones familiares

El presupuesto es primordial al momento de elegir un destino para ir en familia. Del número dependerá el lugar y las actividades.

Claves para elegir el destino de las vacaciones familiares

Elijan en familia el destino según los gustos: Si a todos les encanta la playa, enhorabuena. El problema reside cuando a la mitad les agrada el mar y a la otra el río. En esos casos, se puede buscar un sitio diferente (una ciudad por ejemplo), ir la mitad de los días a cada lugar o buscar la mejor manera de que la decisión no moleste tanto a los que no “ganaron” esta vez. Algunas familias, por ejemplo, van de viaje a la playa un año y a la montaña al siguiente.

Tengan en cuenta las características de la familia: ¿Cuál es la definición de “pasar unas buenas vacaciones para ustedes? ¿Estar tumbado al sol, hacer excursiones, ir de compras, recorrer museos, conocer lugares nuevos o quedarse en el hotel leyendo? Todo depende de lo que los defina como grupo.

Presten atención al presupuesto: Esto puede ser determinante al momento de elegir un destino para ir en familia, porque aunque se desee ir al Caribe, si sólo se tiene el dinero suficiente para recorrer un lugar a pocos kilómetros de casa entonces no hay mucha discusión posible. Si hay más holgura en el presupuesto se pueden analizar más variables.

Decidan con quién ir: Esto también puede determinar la decisión al escoger donde ir de vacaciones. No es lo mismo viajar con bebés que con adolescentes, con una pareja amiga o con ancianos.

No dejes detalles al azar: La planificación de las vacaciones debe ser analizada al detalle, nada de dejar que las cosas sucedan, porque la desorganización trae aparejada el problema. Aunque estén con mucho trabajo o pensando en otras cosas, dediquen aunque sea una hora a la semana para planear bien el viaje, teniendo en cuenta todas las posibilidades, analizando los mejores lugares, hoteles, paseos, medios de transporte, etc.

"La organización de las vacaciones familiares debe ser analizada al detalle, nada de dejar que las cosas sucedan, porque la desorganización trae aparejada el problema."

Elegir un destino para las vacaciones en familia no tiene que ser un trámite como los que haces en tu empleo. Debe tratarse de un proceso de integración entre todos, una buena excusa para juntarse a hablar y no dejar encendida la televisión mientras se está cenando, etc. De esta preparación previa es que dependerá tener o no un buen viaje.