Cómo hacer descripciones interesantes al escribir

Algunos consejos para ser un buen descriptor. Cómo elaborar descripciones pictóricas, topográficas y cinematográficas.

Cómo hacer descripciones interesantes al escribir
Presiona aquí para escuchar esta nota o continúa leyendo...

Cómo escribir buenas descripciones

Todos aquellos que han leído novelas de autores famosos, como en el caso de Isabel Allende, pueden notar que cuando las historias son realmente buenas tienen un elemento en común de gran importancia: la descripción. Y es que no es lo mismo que nos cuenten que "en casa de Ana se come muy bien", a que diga: "Almendras crujientes, manzanas acarameladas y el olor de las fresas con crema... esto es lo que recuerdo cada vez que pienso en la casa de Ana, porque definitivamente, el sabor de su sazón es inigualable". ¿Suena muy diferente, no es así?

Para ser un buen descriptor, es importante olvidarnos de las imágenes estáticas y aburridas.
Antes de comenzar a escribir, hazte una película mental sobre lo que quieres transmitir, así evitarás plasmar ideas demasiado vagas que no digan absolutamente nada. Sin embargo, cuídate de no extenderte demasiado para que el lector no se canse ni pierda el sentido del relato.

"Existen diferentes tipos de descripción: pictórica, topográfica y cinematográfica."

Tipos de descripciones en la narración

Existen diferentes tipos de descripción: pictórica, topográfica y cinematográfica.

Descripción pictórica: En esta descripción el relator es como el pintor frente al paisaje. Por ende, es necesario fijarse en el color, la luz, la distribución de las masas y la delimitación de la escena. Aquí debemos ser muy precisos cuando nombramos un objeto; es decir, la casa es una casa, no un instrumento para la vivienda. Este tipo de descripción funciona muy bien cuando damos a conocer el aspecto de un lugar.

Descripción topográfica: Se utiliza cuando un cronista está viajando y va contando lo que va percibiendo, como quien va mirando desde un automóvil. En este caso, no es necesario decir todas y cada una de las cosas que se están observando; no obstante, resulta imprescindible notar el relieve de la región y el clima. Los adjetivos son enriquecedores en este caso. Ejemplo: "Tenía quince años cuando mis padres me obligaron a dejar la capital. El tren atravesó las altas y verdes montañas de los Andes, sus estrechas vías me ponían cada vez más nostálgica y el aire fresco me entraba por la nariz".

"Para ser un buen descriptor, es importante olvidarnos de las imágenes estáticas y aburridas."

Descripción cinematográfica: En este caso, resaltaremos el movimiento de la escena, al contrario que en la pictórica. Destaquemos lo que está en primer plano y luego hablaremos sobre lo que está en el fondo, sin olvidar los sonidos, los cuales también podemos describir. Este es el tipo de descripción más completo porque comprende luz, movimiento, relieve y sonido.

Cuando redactes, debes procurar escribir párrafos cortos, que denoten rapidez y no somnolencia. Hay que ser directos desde la primera línea, sin emplear muchas palabras para decir lo mismo.

Te puede interesar
Más sobre Tareas y técnicas de trabajo

Gracias por leer Cómo hacer descripciones interesantes al escribir, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días.

Comparte

Tú opinión

Esta nota te fue útil?

Anterior:
Cómo hacer el resumen de una conferencia
Siguiente:
Guía de preguntas y respuestas en Entrevistas de Trabajo