Cuidados de la ropa de lana

Si al momento de lavar, secar, planchar o guardar sus prendas de lana tiene en cuenta estos sencillos consejos, contará con este abrigo por mucho mas tiempo y en perfectas condiciones.

Te puede interesar: Cómo cuidar las prendas de lana

Lavado

Para lavar las prendas confeccionadas con lana debemos usar agua templada o tibia que no debe sobrepasar los 35º y un detergente especial para este tipo de fibra.

Luego, frotar con delicadeza y enjuagar muy bien con abundante agua a la misma temperatura que la que usamos para lavar (35º C).

"Para lavar las prendas confeccionadas con lana debemos usar agua templada o tibia que no debe sobrepasar los 35º y un detergente especial para este tipo de fibra."

Volver a enjuagar, pero esta vez, en una mezcla de 5 litros de agua con 10 cucharadas de vinagre (siempre con agua templada).

Secado

Coloque la prenda sobre una toalla y envuelva. Absorba el agua y luego deje secar sobre una superficie plana, lejos de fuentes de calor.

Planchado

Si la prenda necesita ser planchada, utilice la plancha apenas caliente y coloque un paño entre la lana y la plancha. No lleve la plancha hacia delante y hacia atrás, llévela en un solo sentido y para volver, levántela.

Guardado

Doble la prenda solo cuando se encuentre totalmente seca.

Otros consejos para la ropa de lana

  • Si utiliza el lavarropas, cerciore la temperatura del agua y que no sea un lavado demasiado fuerte.
  • En el enjuague de la prenda, tanto en la lavadora como si lo hacemos a mano, podemos emplear un suavizante. Pero si utilizamos vinagre es lo mismo, ya que disuelve igualmente la cal existente en el agua, permitiendo que el tejido quede mas suave y esponjoso.
  • Espere de un día para el otro antes de usar una prenda de lana lavada, así se asegurará que esté bien seca y evitara malformaciones en el tejido.
  • Si hace tiempo que no usa su prenda de lana, debe airearla antes de usar. Para ello colóquela en una percha y cuélguela en el baño con el vapor de la ducha, el vapor eliminará cualquier arruga y el olor que pueda haber tomado luego de mucho tiempo guardada.

"Espere de un día para el otro antes de usar una prenda de lana lavada, así se asegurará que esté bien seca y evitara malformaciones en el tejido."