Cómo Almacenar Fotos en Viajes

Si aprendemos a guardar fotografías de viajes de forma segura, evitaremos que éstas se borren o se pierdan. Sigue estos tips para no perder ningún recuerdo.

Métodos para guardar fotos de viajes. Cómo organizar las fotos de viajes. Tips para almacenar fotos durante un viaje.

© Depositphotos.com/viperagp

Al guardar fotografías de viajes de forma segura evitaremos que se pierdan o dañen.

Cómo Guardar Fotografías de Viajes

Al tomar fotografías en un viajeestamos retratando y guardando para siempre un recuerdo maravilloso. Puede ser una puesta del sol en el mar, un paisaje de montaña, la primera vez que subimos a un avión, el ingreso a un museo famoso, los paseos por calles de ensueño, accidentes geográficos que nos dejan sin aliento, risas, besos, abrazos... y mucho más.

Con la llegada de las cámaras digitales y los móviles, las personas tomas más fotos que antes, cuando había que revelarlas. Entonces, es frecuente quedarnos sin espacio en la memoria y hasta sufrir la pérdida de los archivos. Si bien existen plataformas online o discos donde almacenar fotos, no siempre tenemos a disposición conexión a Internet, un pendrive adicional, tampoco una tarjeta de memoria extra en el bolso.

Pero es importante tomar algunos recaudos a la hora de guardar fotografías de forma segura. Saber que, por ejemplo, tener todo en un mismo lugar no es para nada recomendable. Esta memoria o disco se puede perder, sufrir un accidente, ser víctima de un virus, etc. ¿Qué sucedería entonces? ¡Nos quedaríamos sin todo un historial de buenos momentos!

Métodos para almacenar fotos durante un viaje

Para guardar fotografías en viajes de forma segura podemos usar diferentes dispositivos, que también nos permitirán organizarlas. Veamos los más prácticos y asequibles:

Dispositivos para almacenar fotos en viajes. Tips para guardar las fotos durante un viaje.

Es importante almacenar fotos de viajes en dos dispositivos diferentes, para tener siempre copias de resguardo.

© Depositphotos.com/shalamov

Tarjeta de memoria: Se puede conseguir en diferentes tiendas y la capacidad varía también. Según los GB que tenga, será la cantidad de fotos que puedas guardar. También depende de la calidad de cada imagen y su peso.

Cada vez es más sencillo conseguir una tarjeta de memoria de mayor capacidad. Tienes allí la posibilidad de guardar miles de archivos, perfecto para los que toman fotos de cualquier cosa o para un viaje de varios días o semanas de duración

Una buena ideas es llevar varias tarjetas de memoria para ir sacando y cambiando cuando se llenan. Lo mismo que ocurría antes con los rollos en las cámaras. No dudes en invertir un poco más de dinero y adquirir memorias de calidad y originales, para evitar problemas o fallas. Algunas personas directamente las usan para almacenar fotos de viajes, guardándolas por fecha. Lo malo de ello es que siempre necesitarás un lector especial (aunque algunos ordenadores ya lo incluyen).

Portátiles y discos duros: El segundo método para guardar fotos es usar la portátil. La notebook o netbook pueden servir como “backup” para almacenar archivos, pero el problema de esta opción es que a veces la queremos utilizar para otras cosas, y si la hemos llenado de archivos, estará muy lenta. Además, quizás no vale la pena tener una portátil únicamente para guardar fotos habiendo otras opciones disponibles. A menos que ya la tengas (o sea un modelo anterior) y no la quieras vender o regalar.

El disco duro externo: Se consiguen de muy buena calidad y con gran capacidad, que permiten guardar miles y miles de fotos y videos sin problemas. Además, se puede llevar a cualquier sitio, siendo ideal para las visitas posteriores a los viajes, donde los familiares y amigos quieren saberlo todo. 

Se aconseja utilizar un disco USB 3.0, ya que es 10 veces más rápido. Si vas a hacer un viaje largo también es una idea interesante porque podrás ir guardando allí las fotos que tomas, y liberando espacio en la memoria de la cámara para seguir tomando más.

Pendrives: Similares a los discos duros externos, pero mucho más pequeños de tamaño, sirven para guardar fotos de viajes y hasta separar por destino, año, etc. Muchos viajeros suelen tener uno por destino. Son asequibles y permiten almacenar miles de fotos sin problemas.

Discos “en la nube”: Estas plataformas permiten guardar los archivos por Internet, pudiendo tener acceso a ellos cuando queramos y en diferentes lugares. Lo único malo es que vamos a precisar conexión a internet para ver las fotos o videos. Lo bueno es que la capacidad es grande y nos permite guardar muchos archivos multimedia.

Para usarlo, tan solo hay que crear un usuario en cualquiera de estas plataformas y luego sincronizarlo con el móvil o con la tablet (no sirve para las cámaras de fotos, salvo aquellas que si ofrezcan internet en el dispositivo). Cada vez que tomas una foto y te conectas a la red (wifi o 3G/4G), las imágenes se suben a la nube automáticamente. Es una excelente manera de tenerlas resguardadas de cualquier problema.

Para guardar fotografías de viajes se recomienda contar con dos alternativas de almacenamiento diferentes, sobre todo si se trata de imágenes muy importantes y que por nada del mundo queremos perder. Combina dos de estas opciones al menos, para que nada ni nadie las haga desaparecer.

Escrito por: Yamila Papa Pintor