Usos poco conocidos del café

El café y sus múltiples usos

Levantarnos por la mañana con un café para algunos es tan básico como peinarse o lavarse los dientes. Sus propiedades,  aroma y sabor nos predisponen para arrancar el día despiertos, y si bien este grano se utiliza para algo más que una infusión, también tiene usos que se escapan a la cocina.

El café en las rutinas de belleza

Se ha comprobado que el café puede ayudarnos a eliminar jaquecas, pues reduce la inflamación de los vasos sanguíneos, por ende, calma el dolor. También resulta en un ideal producto para combatir la celulitis: simplemente, mezcla café molido en tu crema o con unas gotas de agua, y frota tu piel, para usar como astringente, retirar células muertas y suciedades depositadas, y prevenir o solucionar la celulitis de las zonas conflictivas.

El café también puede ayudarte a lucir un cabello hermoso. Luego de lavar, frota el cabello húmedo con un poco de café molido, deja actuar unos minutos, y luego enjuaga para quitar los residuos. Tu pelo quedará más suave y brillante, y tu cuero cabelludo recibirá una exfoliación muy saludable que permitirá su mejor circulación y oxigenación.

Café para reparar grietas en muebles

Si tus muebles de madera oscura han sufrido manchas, grietas o hendiduras, simplemente mezcla tres cucharaditas de café instantáneo con un poco de agua hasta formar una pasta. Frota este preparado con un paño seco por la zona rota o manchada para mejorar su aspecto y emparejar el color. Si la hendidura es significativa, simplemente rellénala con esta pasta, dejándola bien al nivel de la madera, deja secar a la perfección y luego encera el mueble como de costumbre. Si el mueble es de madera rojiza, agrega unas gotas de yodo a la pasta.

Eliminar olores con café

Si en el interior del coche hubiese feo olor, bastará con colocar unos granos de café en algún recipiente abierto o en una bolsa de tela de red, como una gasa. Los granos de café absorberán los malos aromas, dejando una sutil fragancia en el coche, en los armarios, o donde prefieras. En la nevera y en el horno de microondas, simplemente coloca un pequeño plato con un poco de café usado, directo del filtro. Deja un día o dos, y verás que los malos olores desaparecen.

Café para nutrir los cultivos

El café forma un ambiente ideal para la proliferación de bacterias. Aprovéchalo integrándolo a tu compost o a la tierra preparada para cultivos, para enriquecerlo. Para ello, simplemente entierra unos granos de café cerca del tallo, una vez por mes y luego cada dos meses. Si no tienes granos de café, agrega a la tierra una cucharadita de café molido.

Si deseas leer más artículos similares a Usos poco conocidos del café, te sugerimos que visites nuestra sección Otros.

Esta nota te fue útil?
2 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social