Cómo Usar el Henna en el Pelo y la Piel

Usos del Henna en la Piel y Cabello

Si pensamos en este ingrediente seguro imaginamos casi de inmediato los bellísimos tatuajes temporales característicos de la India y, desde nuestras culturas occidentales, sus geniales propiedades para dar color y belleza a nuestra melena. Pero hay muchas otras formas de usar el henna en el pelo y la piel, que seguro te sorprenderán.

El henna es el nombre con el que se conoce a la planta Lawonia inermis, también denominado Mehandi en su zona de origen. Podemos conseguirlo en el mercado en diversas presentaciones, las más comunes son en polvo y en pasta, aunque también se puede usar sus hojas, su corteza, y sus aceites.

Se trata de un producto con alto nivel de pigmentación, por lo que bastará mezclarlo con agua para lograr geniales y duraderos tatuajes temporales, o un tinte natural para el cabello. Pero esos no son los únicos usos del henna: esta pequeña planta milagrosa ha sido parte de la medicina de la Ayurveda y de numerosos tratamientos medicinales folklóricos de la India, el Medio Oriente y África, desde hace siglos.

Consejos para usar el henna en todo el cuerpo. Beneficios del henna para la piel y pelo. Cómo aprovechar los beneficios del henna

© Depositphotos.com/Onda475

Imagen 1. En el mercado encontrarás henna en polvo, en pasta, también sus hojas frescas y secas, y sus aceites.

Cómo usar henna en el pelo y el cuerpo

Además de dar color al cabello, el henna también es un genial acondicionador que le dará fuerza a tu melena y ayudará a equilibrar su pH. Mezcla una medida de henna, una medida de jugo de limón, una medida de polvo de té verde y una a dos medidas de yogur natural, y úsalo en tu cabello luego del champú para dejarlo sedoso, fuerte y saludable.

Si quieres un remedio natural para eliminar la caspa, prueba poner en un cuenco con agua una cucharada de semillas de fenogreco, una de aceite de mostaza, y un puñado de hojas de henna. Haz una pasta y aplica masajeando en el cuero cabelludo, deja actuar por 5-10 minutos, y enjuaga.

También tiene propiedades anti-inflamatorias y analgésicas naturales. Si tienes músculos o articulaciones doloridas, masajéalas con aceite de henna durante algunos minutos, y aprovecha sus beneficios. Esto también será útil para aliviar las jaquecas y los dolores de las migrañas.

Por si fuera poco, este ingrediente posee propiedades antibacteriales y antivirales naturales. Por eso, puede ser una genial ayuda en el tratamiento de lesiones: bastará con cubrir la herida (ni abierta ni profunda) con una pasta de henna y agua para protegerla de las infecciones. También te ayudará a aliviar las quemaduras de sol.

¿Sabías que puedes calmar el dolor de garganta con henna? Remoja sus hojas en agua cálida y úsala para hacer gárgaras. Aliviarás las molestias en pocos minutos, y puedes repetir varias veces a lo largo del día hasta que el dolor desaparezca por completo.

Estos son sólo algunas de las tantas formas de usar el henna en la piel y el cuerpo, pero pese a sus geniales propiedades, siempre recuerda consultar con tu doctor antes de aplicar estos u otros tratamientos caseros, para descartar alergias, sensibilidades, o reacciones específicas. Cuando el médico te lo recomiende, aprovecha todos estos usos para tu bienestar, ¡natural y fácil!

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Usar el Henna en el Pelo y la Piel, te sugerimos que visites nuestra sección Medicinas alternativas.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social