Cómo Ser Más Eficaz en tu Jornada Laboral

Cómo Ser Más Eficaz en el Trabajo

Si estás preocupado porque el día parece que no te rinde aunque trabajes duro o te levantes cada vez más temprano, si tus pendientes nunca disminuyen sino que aumentan y la sensación que tienes es de frustración porque crees que deberías ser más eficaz en tu jornada laboral, quédate tranquilo, no eres el único en este mundo con ese problema.

Muchos empleados, dueños de negocios y emprendedores manifiestan esta misma experiencia, y al finalizar el día se sienten insatisfechos. Ellos creen (como seguro te ocurre a ti también) “que el tiempo no alcanza”. En lugar de pedir al cielo que nos sume más horas a la jornada, sería bueno aprender y poner en práctica algunas técnicas para que puedas lograr que cada minuto rinda al máximo.

Consejos para ser más eficaz en la jornada laboral. Claves para tener una jornada productiva en el trabajo. Ser más eficiente en tu jornada laboral

© Depositphotos.com/minervastock

Imagen 1. Una de las claves para ser más eficaz en tu jornada laboral es determinar el doble de tiempo para finalizar una tarea.

La idea no es que hagas más en menos tiempo, sino que te enfoques en lo importante y necesario. Esta estrategia lleva el nombre de “simplificadora”, y nos sirve para distinguir lo que es esencial y a eliminar lo que no es importante. Es decir, que si nos concentramos en lo clave, tendremos una vida profesional y personal balanceada y exitosa.

5 claves para ser eficiente en tu jornada Laboral

Según el creador de la técnica de la simplificación, Greg McKeown, en su libro “Esencialismo”, las claves para ser más eficaz en tu jornada laboral son:

1. Eliminar el ruido

No quiere decir que nos tenemos que poner los audífonos para aislarnos del mundo y de lo que ocurre a nuestro alrededor, si bien esto puede ser necesario de vez en cuando, sino de hacer más simple tu trabajo.

Seguro conoces el refrán que indica “menos es más”. Para tener una jornada productiva no tienes que hacer más cosas en menos tiempo, sino poder elegir qué tareas llevar a cabo. Identifica la diferencia entre lo que te sirve y lo que no, selecciona lo imprescindible e invierte tu tiempo de forma inteligente. Es un gran esfuerzo, pero traerá sus buenos resultados así que vale la pena intentarlo.

2. Aprender a decir que no

Seguro te habrá pasado alguna vez de preguntarte ¿por qué he aceptado esta tarea?. ¿Quién me ha enviado a decir que si a esta actividad?. Desde ahora, antes de consentir una cosa, pregúntate si puedes cumplir con el pedido según el tiempo y los recursos a disposición. Si no respondes automáticamente con un “SI”, entonces rechaza la petición. Sólo quédate con los proyectos valiosos para tu negocio o emprendimiento, y en poco tiempo los que te rodean respetarán más tu trabajo y te valorarán más que antes. Sólo es cuestión de aprender a decir “no” en el momento adecuado.

3. No ceder ante las presiones

Es más que probable que vivas rodeado de presiones por las personas cercanas. Esta “paradoja del éxito” sucede cuando nos comprometemos a hacer tareas, que si bien consideramos innecesarias o poco relevantes, las aceptamos para no tener problemas o dejar contentos a los que nos rodean. No digas que si únicamente para complacer al otro: ¿Qué hay de ti y de tus sentimientos? También son muy importantes.

No sacrifiques tu propia felicidad por dejar feliz a todo el mundo, y esto no significa que seas egoísta, pero si que empieces a pensar un poco más en tus prioridades y en lo que quieres para tu vida. No te sientas culpable de decir una negativa; siempre has de decir que no con determinación, firmeza y elegancia.

4. Enfocarse en resolver problemas propios

Otra de las claves para ser más eficaz en tu jornada laboral es prestar atención primero a lo que te ocurre a ti y a solucionar aquello que te está “molestando”. Puede que hayas tomado el papel o rol de “reparador” de los problemas ajenos y eso habla bien de ti, sin embargo, no te ayuda a aprovechar al máximo tu día. Claro, porque los demás estarán contentos con sus cosas resueltas, pero tu lista de pendientes estará igual que el día anterior (o más abultada).

No permitas que otros se lleven tus energías y tu tiempo, primero enfócate en tus problemas y una vez que los hayas terminado, desvíate hacia los otros.

5. Estimar el doble de tiempo para terminar una tarea

Cuando hace mucho tiempo que estamos en un mismo rubro o empresa ya sabemos cuánto tiempo nos tomará finalizar cierta actividad. Sin embargo, no debemos guiarnos por esa experiencia. Si una cosa te lleva 10 minutos, en tu agenda considera 20 minutos. Si lo haces en 10, perfecto, si te toma 15, tendrás 5 minutos “de gracia” para la siguiente tarea. De esta manera, no vivirás en un constante estado de culpa, estrés y presión.

Nunca subestimes al tiempo que tardarás para hacer una tarea, los imponderables están a la orden del día y pueden aparecer cuando menos te lo esperas. ¡O cuando más atrasado estés!

¿Te has dado cuenta de que es posible ser más eficaz en tu jornada laboral? Tienes que comenzar a cumplir con las claves indicadas en este artículo. ¡No necesitarás 5 horas más al día!

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Ser Más Eficaz en tu Jornada Laboral, te sugerimos que visites nuestra sección Tareas y técnicas de trabajo.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social