Cómo Ser Autodisciplinado

Ser Autodisciplinado para Lograr Objetivos

Existe una relación muy estrecha entre ser autodisciplinado y obtener lo que se desea. Claro, porque si creas una rutina y la cumples te será más simple hacer tus sueños realidad. Evita alejarte de tus metas sin importar lo que ocurra y disfrutarás de los beneficios.

Es muy importante seguir una regimen, tener ciertos rituales, comprometerse y ser autodisciplinado para poder lograr el éxito. Puede parecer algo imposible pero no lo es en lo absoluto. Puede que te cueste focalizarte y estás demasiado disperso o te distraes con cualquier cosa. Tampoco se trata de ser un robot,ser una máquina y trabajar sin parar, pero si saber en qué momentos somos más eficaces y productivos y exprimir ese tiempo al máximo. Sigue con tu plan de trabajo sin importar lo que ocurra (aunque llueva o truene, salga el sol o haga frío, nieve o haya un tornado).

A partir de ser autodisciplinado conseguirás que los demás te respeten y quieran ser como tú, que te escuchen y presten atención a lo que hacen. Es decir, que serás un ejemplo a seguir para los que te rodean. No es preciso que obligues a nadie a que sea parecido a ti, simplemente basta con que sepan sobre lo que has logrado conseguir.

Ser autodisciplinado para lograr el éxito. Consejos para ser autodisciplinado. Claver para tener disciplina en el trabajo

© Depositphotos.com/minervastock

Imagen 1. Una de las claves para ser autodisciplinado tiene que ver con la puntualidad

Detente por un instante a observar la falta de disciplina que tienes o que poseen tus colegas o familiares. Uno de los problemas más habituales en las empresas es contar con empleados que llegan tarde, o directamente faltan a su trabajo. Muchos ni siquiera tienen la autodisciplina de levantarse temprano cada mañana. Más de la mitad de las personas no asisten a citas o reuniones en horario (o bien ponen un pretexto para no ir). ¡Así es como se pierden clientes y proyectos! Nadie cumple con sus obligaciones, sus encargos ni sus compromisos.

¿Quieres lo mismo para ti?. Por supuesto que no. Entonces tienes que ser autodisciplinado. Ya sea que has decidido tener tu propio negocio o quieres progresar en la empresa donde trabajas, algo tan simple como llegar temprano o enviar los informes a tiempo ya es muy valioso.

Tienes la habilidad de hacer lo que deseas y ser eficiente. Está en ti sacar a relucir tus capacidades para sobresalir del resto o actuar igual que los demás y seguir en la mediocridad.

Consejos para ser autodisciplinado

Todo se basa en la propia disciplina. Aunque no lo creas, es algo mágico y maravilloso que logrará un cambio de 180° en tu vida. Puedes generar mucho y obtener excelentes resultados en menos tiempo. Las puertas del éxito se abrirán para ti continuamente.

No se trata de suerte ni de haber nacido en una cuna de oro, sino de prestar atención a estos consejos para ser autodisciplinado:

Reconocimiento: Es vital que seas consciente de lo importante que es el tiempo en tu vida. No se lo regales a nada ni nadie que no valga la pena. Si aprendes que los minutos valen mucho aprenderás a gestionarlo y controlarlo de manera tal que alcanzar las metas y tu mayor potencial sea “un juego de niños”. Reconoce (lo más objetivamente posible) cómo usas tu tiempo y sobre todo en qué lo desperdicias. Esto no quiere decir, como ya se dijo antes, que no puedes hacer nada divertido y únicamente trabajar, pero si que lo hagas después de cumplir con tus obligaciones.

Determina entonces cómo inviertes y cómo controlas tus tiempos. Recuerda que el primer paso para lograr lo que quieres es reconocer tus fallas y cambiarlas. Si te das cuenta de que te cuesta mucho levantarte por la mañana, pon el despertador más temprano, por ejemplo.

Decisión: De nada valen tus intensiones de ser autodisciplinado si no te decides a ello. Un logro está siempre basado en una decisión, no lo olvides (aunque siempre hay logros accidentales, como caerte en la calle frente a un maletín con miles de dólares). En la vida real todo se basa en lo que decidimos. El resultado de tu pensamiento tiene que ser el éxito. Aprovecha el tiempo para pensar qué hacer y en qué invertir, de qué manera afrontar un problema, salir adelante, conseguir más clientes, etc.

Acción: Ya tenemos la decisión, pero aún nos faltaba algo para ser autodisciplinado. ¡Pasar a la acción! Existen diferentes tipos: iniciar algo nuevo, implementar, hacer seguimiento y finalización. Una vez que has tomado una decisión, es preciso que actúes en relación a ello. Esta es la parte más complicada pero no bajes los brazos, tienes la capacidad de lograr todo lo que deseas. Y lo más importante, manténte en sintonía, crea un hábito que puedas mantenerlo en el tiempo. La autodisciplina es la clave en todo el proceso. Es vital también que puedas crear un ambiente ameno y que te ayude a transitar por este camino.

Actitud: Está relacionado a la acción, pero hay una leve diferencia ya que una vez que pusiste en marcha una tarea no siempre las cosas salen como se planean. Y esto no tiene que ver con ser autodisciplinado o no. Simplemente ocurre. Entonces es muy importante que mantengas tu rutina si consideras que es benéfica y que un tropezón no es caída. Si por el contrario, el hecho de añadir tanta disciplina a tu vida te está llevando por un camino que no te interesa o no te gusta, analiza qué puedes modificar, siempre en pos de algo positivo en tu vida profesional o personal.

¿Te has dado cuenta de lo bueno que es ser autodisciplinado? ¡No dudes en poner en práctica estos consejos para cumplir con tus compromisos y puedas lograr tus metas!

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo Ser Autodisciplinado, te sugerimos que visites nuestra sección Tareas y técnicas de trabajo.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social