Cómo diseñar un presupuesto flexible

Cómo diseñar un presupuesto flexible

Quienes están recién comenzando a formar sus familias, saben de la importancia y de la gran utilidad que tienen los presupuestos. Permiten ahorrar de manera inteligente, para afrontar gastos eventuales o emergentes, o para cumplir metas conjuntas sin restricciones monetarias.

Pero también se debe saber ahorrar, para que la vida no se convierta en un tormento de sacrificios y privaciones, en esta bella etapa que es el inicio de la vida familiar, ya sea en pareja o con la llegada de los hijos.

Para ello, los presupuestos flexibles suelen ser la mejor opción, ya que entremezclan el beneficio del ahorro inteligente, la disponibilidad de dinero ante necesidades y gustos, y también la posibilidad de amoldarse a las situaciones particulares.

El presupuesto flexible se adecua a las finanzas actuales. Por ello, lo primero a establecer es un presupuesto indispensable. 

Diseñando el presupuesto flexible

Toma cuaderno y lápiz, y anota los gastos fijos del hogar. En el fondo común debe existir siempre esta cantidad de dinero, incluyendo los gastos de la hipoteca o de la renta, de impuestos y servicios utilizados en conjunto en el hogar, de estimado de alimentación, abrigo, transporte y demás.

Luego, se puede aumentar el presupuesto en meses de mayores ingresos. Por ejemplo, si tenemos establecido dentro del presupuesto un depósito fijo mensual para las vacaciones de fin de año, en un mes más holgado podemos realizar un monto que supere esta cifra, compensando así los meses más ajustados de dinero, o bien estableciendo un ejemplar registro de excedente, superando nuestras propias expectativas.

Llevar registros de todo

Es importante llevar registro de nuestros depósitos, pagos, gastos e inversiones. De este modo, al producirse excedentes en un mes y faltas en otro, podremos tener una idea clara de ello y de las necesidades actuales. También debemos establecer, dentro del presupuesto, cuáles son los gastos fijos indispensables, cuáles los importantes, y cuáles los que podemos suspender o evitar de vez en cuando, según nuestras actividades, requisitos, y estilos de vida. Establece una carpeta de archivo para conservar allí las facturas, tickets y comprobantes, llevando una cuenta clara de todos los gastos e ingresos.

Otra manera de establecer un presupuesto flexible es contemplando un monto para gastos extra. En meses de mayores ingresos, podemos incluir este monto al presupuesto y a las finanzas actuales (por ejemplo, aumentando el ahorro mensual para vacaciones, salidas y entretenimiento), o bien establecer un presupuesto aparte, dejando allí el monto excedente del mes. Este fondo será útil en casos de emergencia, o como compensación en meses de escasez de dinero, en una útil reserva de seguridad.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista con consejos e ideas para crear una Navidad mágica, en familia y con amigos, llena momentos inolvidables.

Si deseas leer más artículos similares a Presupuestos flexibles, ideales para las familias jóvenes, te sugerimos que visites nuestra sección Ahorro y Economía en el Hogar.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social