Placas de inducción y otros tipos de cocina

Placas de inducción y otros sistemas para cocinar

A la hora de reformar nuestra casa o, inclusive, cuando vamos a entrar a una nueva, uno de los puntos que nos planteamos es el tipo de cocina que podemos instalar, así como el tipo de consumo que utiliza (eléctrico o gas).

En esta nota vamos a analizar el funcionamiento básico de las placas de inducción, así como el tipo de cocinas más habituales que se instalan en nuestros hogares.

¿Qué es una placa de inducción?

Las placas de inducción son similares a las cocinas de vitrocerámica, donde la diferencia radica en el sistema de calentamiento que utilizan. Las placas de inducción cuentan con un sistema mucho más cómodo y seguro, que funciona calentando sólo el recipiente que colocamos sobre ella, mientras que la placa no cambia su temperatura. Sin dudas, es un sistema mucho más seguro, ya que nos evita los temidos accidentes que se producen con las vitrocerámicas o cualquier otro tipo de cocina, las cuales, al tocarlas, podemos quemarnos.

La razón por la que las placas de inducción no se calientan es que utilizan un campo magnético, produciendo este calor mediante la magnetización del recipiente.

Ventajas y desventajas de las placas de inducción

Una de las primeras desventajas que se pueden observar de este sistema, es que los recipientes utilizados para calentar los alimentos deberán disponer de una base formada por material ferromagnético, ya que de no ser así, la placa de inducción no conseguirá calentar lo que hayamos introducido en él debido a que no se produce la magnetización. Esta es la mayor contra, ya que los recipientes viejos que tengamos es posible que no sirvan. Tampoco sirven los recipientes de vidrio, aluminio, terracota, etc.

Por otro lado, las placas de inducción son más caras que el resto de las cocinas, pero también es cierto que calientan la comida mucho más rápido, al igual que, como ya comentamos anteriormente, son mucho más seguras.

También cabe destacar que es el sistema de inducción de las cocinas es más sencillo de limpiar. No dispone de recovecos donde se acumule la suciedad, y nos permite pasar un paño apenas terminamos de cocinar, ya que no está caliente.

Distintos tipos de cocinas

Para poder elegir el tipo de cocina que queremos instalar, es importante que conozcamos las distintas opciones, de forma que compremos la que más se acerque a nuestros gustos y modos de cocinar.

Cocinas a gas

En primer lugar, tenemos que hablar de las conocidas y más que habituales cocinas a gas. Hay una gran variedad de éstas, aunque todas están basadas en el mismo sistema. La cantidad de hornallas o fogones es una de las características más destacables de las cocinas a gas. Por otra parte, es muy habitual que vengan incorporadas con un horno.

Sin duda, es el sistema más económico a la hora de cocinar, pero también es el que más incomodidades proporciona, en especial a la hora de realizar la limpieza.

Pese a que se trate de un sistema viejo, las cocinas de gas actuales cuentan con un sistema de encendido eléctrico, lo que las hace fácil de usar.

Su mayor desventaja es que necesitan más tiempo para cocinar la comida, pero eso sí, podremos utilizar cualquier tipo de recipiente sin problemas (evidentemente, recipientes que no se fundan con el calor).

Cocinas eléctricas

Por otra parte, existen las cocinas eléctricas. Son prácticamente iguales que las de gas; la única diferencia es el sistema que utiliza para adquirir calor. En este caso, se consigue por medio de la electricidad.

Su funcionamiento es sencillo, ya que disponen de una resistencia alojada en el interior de los quemadores. Cuando la ponemos en marcha, estas resistencias se calientan y, a su vez, calientan el recipiente.

Vitrocerámicas

Por último, como ya hemos mencionado antes, también podemos encontrar las vitrocerámicas, las cuales funcionan de modo similar a las cocinas eléctricas, ya que disponen de un foco con una resistencia que, al encenderse, calientan la zona delimitada por el foco, pero no el resto de la superficie. Eso si, la zona sobre la cual ponemos el recipiente si se calienta, pero suelen tener indicadores que marcan la temperatura de la superficie.

Si deseas leer más artículos similares a Placas de inducción y otros tipos de cocina, te sugerimos que visites nuestra sección Electrodomésticos.

Esta nota te fue útil?
3 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social