Métodos para ahorrar y ganar dinero extra al organizar el placard

Al organizar el placard nos encontramos con prendas viejas y otras que ya no nos sirven. Con ellas obtendremos nuevos ingresos, y lograremos una mejor guarda de las demás.

Métodos para ahorrar y ganar dinero extra al organizar el placard

Organizar el armario y ahorrar en el proceso

Ahorro desde el placard

Organizar el armario, el placard o ropero, y los muebles de guarda de ropa, no es sólo beneficial para el aspecto general de nuestro dormitorio y de nuestro hogar. En más que eso, y hasta puede convertirse en una fuente de ahorro y en un ingreso extra de dinero en el hogar.

Cómo organizar el armario

Cuando organizamos el ropero o armario, debemos comenzar por sacar todo su contenido, colocándolo

luego sobre la cama o sobre una superficie amplia. Allí iremos dividiendo las prendas y los elementos o accesorios en tres pilas: las que conservaremos, las que regalaremos o venderemos, y aquellas de las que no tenemos seguridad aún. Al finalizar esta tarea, nos abocaremos de lleno a la tercer montonera de ropas.

Debemos proponernos reducirla a la mitad de su cantidad, separando aquello de lo que nos desprenderemos, de lo que aún no sabemos. Luego, toma esta última pila de prendas, y repite la tarea. Así, te asegurarás de no conservar ropas y accesorios que ya no uses, que no te sienten bien, que hayan pasado de moda, o que simplemente ya no quieras conservar.

Métodos para ahorrar y ganar dinero extra al organizar el placard
Cuando organizamos el ropero o armario, debemos comenzar por sacar todo su contenido y dividirlo en grupos

"La ropa y elementos que no uses puedes venderlos en portales de internet, o directamente en tiendas de ropa usada."

Luego, limpiaremos en profundidad el armario o el ropero. Colocaremos estanterías nuevas, y acondicionaremos las perchas y los ganchos. Ahora sí, ya podemos dar guarda a la ropa a conservar, lavándola antes si fuese necesario.

Con respecto a la otra pila, la de elementos, accesorios y prendas de las que nos desprenderemos, comenzaremos por darles un adecuado lavado y planchado. Remienda y repara aquello que así lo necesite, antes de las tareas de limpieza. Coloca toda esa ropa en bolsas compactadoras o en cajas, para llevarlas a su destino final.

La ropa que no uses, un ingreso extra

La ropa y elementos que no uses puedes venderlos en portales de internet, o directamente en tiendas de ropa usada. También puedes organizar una venta del tipo feria americana, para ganar algunas monedas por ellas. Otra opción es regalarla a entidades caritativas, hospitales y escuelas de frontera, que seguramente te lo agradecerán de corazón, ya que serán ellos quienes les den uso, o quienes las remienden para canjearlas por otros elementos o por algunas monedas.

"Al organizar y acomodar los muebles de guarda podremos crear más espacio, manteniendo las prendas en mejores condiciones."

Recuerda también que al organizar y acomodar los muebles de guarda podremos crear más espacio, manteniendo las prendas en mejores condiciones por más tiempo. Así, al disponer nuestras ropas de manera más prolija y holgada, minimizaremos la creación de arrugas y marcas. Ello, a su vez, propiciará menores tareas de planchado, ahorrando entonces desde este otro punto.