Cómo mejorar las manos agrietadas

Cómo evitar que las manos se agrieten

Las manos resecas o agrietadas lucen opacas, ásperas, y a menudo exhiben grietas y pequeños cortes que hacen que la piel muerta aún adherida se levante. Esto puede deberse al mal mantenimiento de la piel, por falta de hidratación o la constante manipulación de productos de limpieza, de cosmética u otros semejantes, o bien puede deberse a alguna condición médica específica. Luego de la consulta al médico especialista, puedes poner en práctica algunos consejos para mejorar el aspecto de las manos agrietadas manera natural.

El primer paso es modificar los malos hábitos. Utiliza guantes de látex para lavar la vajilla o para hacer el aseo, protegiendo la piel de tus manos. Luego de realizar estas tareas, lava tus manos con agua y jabón (de preferencia, neutro y de glicerina), y aplica crema hidratante y nutritiva. Una vez por semana, al menos, utiliza los guantes nocturnos para mejorar la hidratación de tus manos.

También hay otros pasos que podemos dar, para tener más bella la piel de nuestras manos, y también la de todo nuestro cuerpo. Por ejemplo, debemos cuidar de nuestra hidratación corporal. No sólo mediante la aplicación de cremas hidratantes, sino fundamentalmente mediante la bebida. Debes beber, al menos, dos litros de agua por día. Esto mejorará la hidratación y la flexibilidad de tu piel.

Alimentación para mejorar las manos agrietadas

La alimentación también es muy importante. La ausencia de ácidos grasos (en particular la ausencia de Omega 6) trae como consecuencia piel seca y manos agrietadas. Podemos incorporarlo a nuestra alimentación mediante la ingesta de semillas de sésamo (blanco, negro o integral), de ajonjolí, de girasol, de lino, de linaza y de calabaza, usadas complementando ensaladas y todo tipo de platillos. También podemos incorporarlos consumiendo pescado azul.

También puedes hacer un consumo acelerado, condimentando tus alimentos con aceite de onagra, de prímula, de borraja, o de girasol, siempre que sean de presión en frío y sin refinar. Otras formas de consumo provienen de la salsa de soja, el germen de trigo y el cáñamo.

Recetas caseras para manos agrietadas

Finalmente, los compuestos caseros de acción tópica son una gran solución para las manos agrietadas. Puedes frotar tus manos (ya limpias) con aceite de caléndula o de hipérico (hierba de San Juan) hasta su absorción total, o bien puedes utilizar cremas con añadidos o a base de caléndula.

La pulpa de la sábila o del aloe vera es ideal para hacer una mejora casi instantánea de las manos agrietadas, así como de los pies resecos. Puedes frotar la zona, también, con un poco de manteca de karité, previamente calentada en tus palmas.

Un compuesto casero para mejorar las manos puede ser elaborado macerando por dos semanas, en un vaso de aceite de olivas, un buen puñado de pétalos de rosas y la piel o cáscara de un limón. Luego de macerar (tapado, fresco y a la sombra) frota tus manos una o dos veces al día con este compuesto. Otra idea es cocer una papa (patata), dejar enfriar, hacer un puré y agregarle dos cucharadas de miel y dos más de leche fresca. Mezcla y usa como una mascarilla para las manos.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo mejorar las manos agrietadas, te sugerimos que visites nuestra sección Cuidado de la Piel y el Cuerpo.

Esta nota te fue útil?
18 valoraciones.
El 89% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social