Cómo hacer un maquillaje de gato

Dos formas de hacer un maquillaje de gato

Ya sea una fiesta de disfraces, para Halloween o simplemente para divertirse en casa, aprender a hacer maquillajes de aspecto profesional puede ahorrarte tiempo y dinero, y causar un impacto sensacional en ojos ajenos.

En esta nota aprenderemos dos maneras de hacernos sobre nuestro propio rostro un auténtico maquillaje felino.

Maquillaje felino para disfraces

La primera opción que te presentamos es la más simple. Comienza por limpiar tu rostro y aplicar crema humectante, y deja absorber. Luego, aplica una base de maquillaje fluida, para unificar el color de la tez, y finaliza fijándola con polvo compacto del tono de tu piel.
Este paso se repite como primera acción en las dos opciones que veremos en esta nota.

Luego, utilizaremos un delineador negro. Puedes usar en gel, en cera, o lápiz, el que tengas y sepas manejar mejor. Comienza delimitando tu nariz: pinta la punta de la nariz describiendo un pequeño triángulo que vaya, en su parte superior, a la altura de las aletas, con la punta hacia abajo (por sobre la unión del tabique, entre las fosas nasales).

El siguiente paso es hacer tres largos bigotes hacia cada lado del rostro, desde los contornos de tus fosas nasales y hasta casi finalizar el pómulo. No temas en el grosor de las líneas, pues querrás que se vean bien, aunque tampoco te excedas en su ancho.

Finaliza delineando los ojos por el párpado superior y también por el inferior, llevando las líneas pintadas un centímetro hacia fuera del ojo, haciendo que se encuentren. Rellena la piel que pueda notarse con el mismo delineador, para obtener unos ojos felinos sensacionales.

Maquillaje para disfraz de gato 2

Para esta segunda opción repetimos el primer paso: limpiar, humectar y proteger la piel del rostro, y sellar el color con base y polvo compacto. Luego, trabajaremos con delineador negro y sombra de ojos negra y gris oscuro perlado, y también con lápiz delineador dorado o glitter.

Comienza por dibujar la nariz del gato, pintando la parte inferior de tu nariz, es decir: imagina una línea horizontal justo en la punta de la nariz y pinta desde allí hacia abajo, en el contorno de las fosas nasales y la unión del tabique. Luego, dibuja unos pequeños puntos negros sobre el labio inferior, hacia los laterales, pero sin excederte de la línea vertical imaginaria de las comisuras de tu boca. Desde allí dibuja tres bigotes hacia cada lado, inclinándolos un poco hacia tus pómulos en forma curva. Después de dibujarlos con el liner negro, repásalos por debajo con un poco de sombra plateada oscura, para dar brillo y volumen.

Con el delineador negro marca una línea vertical que vaya desde la base de tu nariz (bien al centro) y hacia tu labio superior, y delinea también tus labios con este lápiz negro. Pinta los labios de color rojo oscuro, dramático, y repasa el delineado si hiciera falta.

Finaliza con el maquillaje de ojos: hacia los extremos externos del párpado superior, esfumina color negro y color gris plata, dejando la zona interna del párpado sólo con una base blanca o al natural. Al esfuminar la sombra, asegúrate de llevarla hacia fuera, de uno a uno y medio centímetros, ya sea recto o curvado hacia arriba.

Con delineador fino practica unas pequeñas marcas felinas en la parte externa del párpado, como manchas de animal print, que rellenarás con liner dorado o plateado, dependiendo del color de tu disfraz.

Finaliza delineando tus ojos por los párpados superior e inferior, llevando el liner bien hacia fuera, en una estética felina. Da el broche de oro con dos o tres capas de máscara de pestañas negra, o bien con pestañas postizas que alarguen tus ojos hacia tus sienes.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo hacer un maquillaje de gato, te sugerimos que visites nuestra sección Maquillaje.

Esta nota te fue útil?
2 valoraciones.
El 100% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social