Cómo hacer reflexología en los pies

Qué es la reflexología

La reflexología, también conocida como "terapia zonal", es una técnica o una práctica que estimula puntos específicos en diversas zonas del cuerpo (conocidas como las "zonas de reflejos"), aportando bienestar, relajación, y alivio a dolencias y malestares de manera automática. Y, lo mejor de todo, es que puedes practicártela tú mismo, en cualquier momento y lugar, siguiendo instrucciones sencillas.

Las zonas corporales más comúnmente tratadas mediante las técnicas de reflexología son los pies, las manos, la nariz y las orejas. Entre ellas, la reflexología de los pies es quizás la más aprovechada por hombres y mujeres de todo el mundo, por sus resultados inmediatos y fácilmente notorios.

Las extremidades tratadas se dividen, imaginariamente, en zonas o puntos que se conectan directamente con las demás regiones del cuerpo. Así, al aplicar una presión puntual o un leve masaje, generalmente circular, se puede tratar dolores y malestares de todo el cuerpo, a través del contacto con sólo un punto ínfimo.

Consejos para hacer reflexología en los pies

  • Para una rutina sencilla de reflexología, te sugerimos tomarte unos minutos de tranquilidad como primer paso. Quítate el calzado, y siéntate en una posición cómoda. Respira profundamente unas tres a cinco veces, para relajar el cuerpo y predisponer tu mente a esta terapia de sanación que estás a punto de llevar a cabo.
  • Cuando te sientas listo, lleva tu pie por sobre la rodilla opuesta, es decir, lleva el pie izquierdo por sobre la rodilla derecha, sin calzado ni calcetas. Con ambas manos, toma tu pie, dejando los pulgares en la zona de la planta. Aplica presión usando tus dedos y tus palmas, haciendo presión en general, sin elegir un punto específico. Haz esta presión por tres segundos y libera la zona, repitiendo cuantas veces necesites y moviendo las manos de lugar.
  • Luego, ve aplicando presión puntual con las yemas de los dedos gordos de ambas manos. Cuando hagas esta presión, hazla firmemente, creando pequeños movimientos circulares en el sentido contrario al de las agujas del reloj. Ve movilizando tus dedos, para recorrer con esta presión aliviadora toda la superficie de la planta de tu pie.
  • Al hacer los movimientos circulares, comienza por los dedos y ve recorriendo la superficie, hacia el talón. Si sientes mayor alivio cuando estés en una zona específica, quedate allí unos segundos más.
  • Recorre también los laterales de los pies, y la zona por sobre los dedos, hasta sentir que tu pie se siente mucho más aliviado. Cuando te sientas listo y relajado, colócate la calceta para mantener el pie cálido y confortable, y repite todo el procedimiento en el otro pie, comenzando por los masajes generales y luego por los masajes puntuales de punción.
  • Al hacer reflexología en los pies, no realices demasiada presión, ya que la sensación ha de ser placentera y repetirse a diario o con la frecuencia que lo desees. Nunca debe resultar doloroso ni incómodo.
GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Gracias por leer Cómo hacer reflexología en los pies, si te gustó este artículo, suscribete a cualquiera de nuestras redes sociales y recibe publicaciones destacadas todos los días. Solo tienes que hacer click aquí.

Esta nota te fue útil?
11 valoraciones.
El 82% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social