Cómo disfrutar de un baño de inmersión con aceites esenciales

El agua es relajante, purificante y tonificadora. Por eso, todo cuerpo la recibe con alegría en cualquier momento. Aprende cómo usar los aceites esenciales.

Cómo disfrutar de un baño de inmersión con aceites esenciales

Cómo disfrutar de un baño de inmersión con aceites esenciales

Opciones en baños de inmersión

Para poder disfrutar de todas las ventajas que nos ofrece un baño de inmersión que renueve nuestro cansado cuerpo, solo hay que saber cómo combinar algunos aceites esenciales y agua tibia.

Baño relajante

  • 4 gotas de aceite esencial de cedro.
  • 4 gotas de aceite esencial de azahar.

Incorporar las 8 gotas totales de los aceites esenciales en una bañera con agua tibia. El agua tibia favorecerá la absorción de la sales en la piel.

Baño tonificante

  • 4 gotas de aceite esencial de romero
  • 4 gotas de aceite esencial de bergamota
Cómo disfrutar de un baño de inmersión con aceites esenciales
Cómo disfrutar de un baño de inmersión con aceites esenciales

© Depositphotos.com/AnnaOmelchenko

"Recuerda que en los baños de inmersión no hay que estar dentro del agua por un lapso mayor a 15 o 20 minutos."

Para preparar este baño tonificante, ideal luego de una jornada intensiva, agregar el aceite de romero y de bergamota al agua de la bañera, un poco más fresca que tibia.

Baño antiestrés

  • 4 gotas de aceite esencial de pino
  • 4 gotas de aceite esencial de menta.

Este es un baño ideal para esos días en que nos encontramos demasiado tensas.

Baño adelgazante

  • 1 puñado de sal gruesa
  • 2 puñados de algas secas

Si bien ese último baño de inmersión no se prepara con aceite esenciales, es muy positivo para ayudar a nuestra figura a lucir bella.

Para preparar este baño con propiedades adelgazantes, verter la sal y las algas dentro de una bañera a unos 40º.
Reposa dentro unos 10 minutos mientras frotamos la piel con un guante de crin o esponja vegetal. Luego, darse una ducha de agua fresca.

Nota: Recuerda que en los baños de inmersión no hay que estar dentro del agua por un lapso mayor a 15 o 20 minutos, o la piel comenzará a resecarse y los resultados no serán los esperados.