Cómo hacer un Baño de Inmersión

Cómo hacer un Baño de Inmersión. Disfrutar un baño de inmersión caliente es muy relajante.

Cómo disfrutar de un baño de inmersión casero. ¿Porqué un buen baño de inmersión nos da placer?

© Depositphotos.com/AnmFoto

Para después de un día estresante, nada mejor que un buen baño de inmersión. Te damos algunos consejos para aprovecharlo mejor.

¿Porqué un buen baño de inmersión nos da placer?

Un baño de inmersión debe ser una de las cosas que más placer nos proporciona, sobre todo luego de una jornada de trabajo agotadora y estresante. Dejarse inundar por el agua, cerrar los ojos y llevar los pensamientos a lugares tranquilos y soñados, es un disfrute inigualable.

El baño caliente hace que se dilaten nuestras venas, por lo que favorece la circulación de la sangre y esto produce el efecto de relajación. Por otra parte, estar inmersos en agua, inconscientemente, nos retrotrae al útero materno, donde no existían ruidos ni golpes fuertes, donde estábamos cómodos y seguros, rodeados de agua flotando dentro de una bolsa.

"Cuando te hagas un baño de inmersión, prueba sumergirte por completo por unos instantes. Sentirás cómo los sonidos se amortiguan."

Te puede interesar: Cómo disfrutar de un baño de inmersión con aceites esenciales

Cuando te hagas un baño de inmersión, prueba sumergirte por completo por unos instantes. Sentirás cómo los sonidos se amortiguan, y cómo produce en ti un efecto muy especial.

Hacerse este mimo de vez en cuando, es una caricia a uno mismo, tan necesaria y deseada por todos.

Cómo disfrutar de un baño de inmersión casero

Para que tu baño de inmersión sea único, te damos los siguientes consejos:

  • Cierra la puerta del baño, de forma que el vapor se acumule dentro.
  • Enciende algunas velas y ponlas en lugares seguros, preferiblemente cerca de la bañera. Si son aromáticas, mucho mejor. Apaga la luz principal.
  • Pon un poco de música ambiental, suave, o la que a ti más te guste, pero que sea relajante.
  • Empieza a llenar la bañera con agua tibia. Puedes agregar sales o algún tipo de jabón o espuma especial.
  • Cuando la bañera esté a medio llenar, métete adentro, pero deja el grifo abierto.
  • Comienza a aumentar la temperatura del agua, de forma que tu cuerpo se acostumbre de a poco al calor, y no tan de golpe.
  • No te excedas en el tiempo de permanencia en la bañera, pues te podría bajar la presión. Un baño de 15 minutos es un tiempo prudente.

Disfruta de tu baño, cierra los ojos, relájate, piensa en cosas agradables y déjate llevar por las sensaciones del momento. Percibe con tus 5 sentidos y si quieres, puedes aprender a utilizar diferentes sales de acuerdo al tipo de baño que necesites, ya sea relajante, tonificante o antiestres.

"Un baño de inmersión caliente hace que se dilaten nuestras venas, lo que favorece la circulación de la sangre y esto produce el efecto de relajación."