Cómo dar un medicamento o remedio a una mascota

Medicamentos para nuestras mascotas

Al momento de intentar darle un medicamento a nuestra mascota, es fundamental no dárselo por la fuerza, ya que puede ser peligroso tanto para ellos como para nosotros.

El animal deberá acostumbrarse a la medicación, y las primeras veces pude estar inquieto, por lo que puede ser recomendable solicitar la ayuda de alguien las primeras veces.

Recordemos que si nuestra mascota necesita de medicación, seguramente se encontrará dolorido y molesto, por lo que se necesitará una cuota mayor de paciencia, mimos y comprensión de nuestra parte. De acuerdo a la patología, la medicación puede ser en forma de pastillas, gotas o inyectables.

Formas de administrar medicamentos a las mascotas

Pastillas. Lo ideal es que le perro se encuentre sentado, así le será mas fácil tragarla. En el caso de encontrarse acostado y que no pueda incorporarse, lo mejor es ayudarlo. Abra la boca de su mascota y coloque la pastilla en la zona posterior de la lengua, cierre la boca con suavidad y no se la suelte hasta que haya tragado el medicamento. Si se trata de un gato, es mejor envolverlo en una toalla, para evitar que nos rasguñe.

Si su mascota no quiere saber nada con tomar la medicación de esta forma, puede dársela mezclada entre la comida, pero preste atención a que la coma. Otra forma es envolverla en un pedacito de queso.

Líquido. Si la medicación recetada es oral líquida, la mejor manera de que nuestra mascota la ingiera es a través de jeringas (muchos medicamentos de este tipo vienen con la jeringa dentro de la caja). Preste atención a la dosis recomendada, que generalmente varia de acuerdo al peso y edad del animal.

Coloque la jeringa dentro de la boca del animal, en la zona de atrás de la lengua o cuando se termina la fila de dientes ( un costado), esto hará que el medicamento pase directamente a la garganta y no tenga posibilidad de escupirlo.

Un consejo. Aunque el medicamento no venga con una jeringa, le recomendamos comprar una en cualquier farmacia.

Gotas para los ojos. Esto suele ser muy complicado, aunque mayormente dependerá del carácter del animal. Le recomendamos llevar al perro a un rincón para evitar que se escape. Tome la cabeza con firmeza, pero sin lastimarlo, y aplique las gotas en los ojos. Si vemos que el animal se torna muy agresivo, puede llegar a ser conveniente el uso de un bozal. Siempre que se trate de un gato, envuélvalo en una toalla para evitar rasguños.

Para abrirle los ojos, coloque una mano sobre la frente y ponga su dedo sobre el párpado superior, con la otra mano, baje el párpado inferior y aplique las gotas. Seguramente, necesitará ayuda de alguien para hacerlo, sobre todo las primeras veces.

Gotas para los oídos. El dolor de oído es muy molesto tanto para los humanos como para los animales. Antes de colocar las gotas, ubíquese del lado del oído inflamado. Incline un poco la cabeza de su mascota, levante la oreja y vierta la cantidad de gotas necesarias. Intente que el animal permanezca en esa posición (con caricias y mimos) para que las gotas ingresen correctamente en el oído.

Nota. Si el perro vomita o tiene mucha tos, puede devolver la medicación dada en forma líquida o de pastillas, por lo que recomendamos en ese caso buscar una solución inyectable, la cual el veterinario sabrá guiarnos sobre como aplicar.

GRATIS!

CHP Magazine

ESPECIAL
NAVIDAD

Revista Digital

Te invitamos a descargar nuestra revista digital gratuita con consejos e ideas para estas Fiestas. Encontrarás recetas, manualidades, trucos de decoración y muchos tips más.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo dar un medicamento o remedio a una mascota, te sugerimos que visites nuestra sección Mascotas.

Esta nota te fue útil?
3 valoraciones.
El 67% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social