Cómo cuidar la piel alrededor de los ojos durante el frío

Cuidados de la piel alrededor de los ojos en invierno

Durante el otoño y el invierno, la piel se deshidrata y queda más expuesta a sufrir los daños y las afecciones de los elementos, como el aire frío y la sequedad del ambiente. La piel en torno a nuestros ojos no es una excepción, y por tratarse de una zona delicada, debemos prestarle mayor atención, dándole un cuidado diario o rutinario.

Cómo cuidar la piel alrededor de los ojos

Gafas de sol: Durante el invierno los ojos también sufren los daños del sol. Incluso si el día está nublado, debes proteger tus ojos de la acción nociva de los rayos solares. Utiliza gafas de sol de protección, de buena calidad, modificando el color de los cristales según la intensidad lumínica del día. Recuerda que al fruncir el ceño y entrecerrar los ojos por la luz y el brillo, no estarás haciendo más que favorecer la formación de arrugas y "patas de gallo" en torno a tu mirada.

Duchas: Ya que los ojos quedan permanentemente expuestos, dales un cuidado diario. Cada mañana o cada noche, en la ducha, deja que el agua cálida los recorra. No apliques jabón en esta zona, pues es muy delicada y podrías dañar también tus ojos. En cambio, luego de la ducha, limpia esta zona con cremas y lociones de limpieza, e incluso con leches desmaquillantes y papel tissue.

Hidratación y nutrición: Luego del baño, recuerda hidratar y nutrir la piel alrededor de los ojos. Aplica cremas especialmente formuladas para el rostro, y si te es posible, ponte en la zona una crema o loción especialmente formulada para el contorno de los ojos. Aplícala con cuidado, para que no ingresen restos del producto a tus ojos, haciéndolos llorar y arder.

Descongestión: Una vez por semana, al menos, recuerda descongestionar la piel alrededor de los ojos. Si no posees antiparras de tratamiento o geles especiales, prepara dos saquitos de té de manzanilla de los que compras en supermercados o en las tiendas. No hace falta gran cantidad, simplemente debes hidratar los saquitos, para usarlos como compresas descongestivas que aplicarás sobre los ojos, cubriéndolos en su totalidad.

Deja que la manzanilla haga su efecto, en contacto directo con tus párpados, la zona en torno a los ojos, la zona de las bolsas y de las ojeras, durante no menos de diez minutos. Si quieres, vuelve a hidratar los saquitos del té en la infusión, para entibiarlos. También puedes aplicar finas rodajas de tomate fresco y de pepino, que te ayudarán a relajar y descongestionar esta zona de manera natural y muy apropiada.

Complementa tu rutina de cuidado y belleza bebiendo suficiente agua, para ayudar a la hidratación diaria de tu piel, en especial durante esta época fría del año.

Si deseas leer más artículos similares a Cómo cuidar la piel alrededor de los ojos durante el frío, te sugerimos que visites nuestra sección Cuidado de la Piel y el Cuerpo.

Esta nota te fue útil?
36 valoraciones.
El 92% dice que es útil.

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social