Consejos para Volver al Trabajo Tras las Vacaciones

Tips para Volver a Trabajar Luego de un Descanso

Qué difícil puede ser volver al trabajo tras las vacaciones, o después de un fin de semana largo de descanso y relajación. Regresan los horarios, las obligaciones, el traje que presiona el cuello y las horas en el camino de ida y vuelta a la oficina. Pero respira profundo y lee esta nota: te enseñaremos algunos consejos útiles para que la vuelta al trabajo sea más liviana, más natural y sin estrés laboral ni postvacacional.

La preparación es la clave

Cuando estés en tu tiempo de descanso debes hacer justo eso: descansar. Antes de que llegue el fin de semana largo, o el tiempo de vacaciones, debes dejar todo listo, no dejar pendientes, procurar evitar cualquier imprevisto que pueda interrumpir tu descanso y que haga más difícil el volver al trabajo después.

Consejos para regresar al trabajo tras las vacaciones. Cómo volver al trabajo luego de unos días de descanso. Regresar al trabajo tras las vacaciones

© Depositphotos.com/Maridav

Imagen 1. Aprovecha el camino a la oficina para planificar tu día, y será más fácil el regreso luego de las vacaciones o días de descanso.

Cuando estés descansando, vence la tentación de revisar el correo electrónico o el móvil tanto como puedas. Si tu cargo es jerárquico seguro querrás estar al tanto de lo que sucede, pero confía en tus compañeros y subalternos: pide que sólo se te contacte ante una emergencia, y no por consultas que puedan esperar a tu regreso o que puedan ser solucionadas por la gente capacitada para ello. La delegación de responsabilidades es una manera de optimizar el tiempo que tienes para descansar.

Cómo volver al trabajo, desde el primer día

Si estás de vacaciones, procura regresar a casa dejando uno a tres días libres para volver a aclimatarte, en lugar de regresar la noche anterior. Podrás prepararte mejor y mentalizarte en volver a la rutina. Si se trata de un fin de semana no podrás hacer esto sin interrumpir tu descanso, en este caso, dedica tiempo en el regreso a casa para pensar en qué ropa vestirás al día siguiente, qué debes hacer, a planificar la mañana antes de ir hacia el trabajo. Al llegar a casa, deja los bolsos o valijas como están, y prepara tus elementos para la mañana siguiente. Descansa, toma una ducha, disfruta de las últimas horas del tiempo de descanso: luego podrás desarmar los bolsos, no hay ningún apuro para ello.

El primer día en que debas volver, levántate unos minutos antes para darte una ducha revitalizante, desayuna bien con frutas frescas, y si quieres escucha música alegre. En el camino a la oficina, piensa en qué es lo primero que debes hacer: revisar tu correspondencia o tu correo electrónico, convocar una reunión de directorio para saber las novedades, lo que sea. Así volverás al trabajo con más orden y tranquilidad.

Y ya que inicies tu jornada, hazlo lentamente. No intentes solucionar tu ausencia en una mañana de trabajo. Atiende los asuntos más urgentes, y organiza tu agenda para la semana. No te estreses, pues perderías el relax logrado. Recuerda mantenerte hidratado y bien alimentado, y toma breves descansos cada una a una y media horas, para que al volver a casa aún tengas energías suficientes. No te regañes ni te exijas demasiado, toma el primer día con calma; estás aclimatándote de nuevo en la rutina diaria, en particular cuando regresas de unas vacaciones prolongadas.

Con estas técnicas será mucho más fácil y liviano para tus ánimos volver a trabajar luego de las vacaciones, y no dejarás tareas sin atender.

Si deseas leer más artículos similares a Consejos para Volver al Trabajo Tras las Vacaciones, te sugerimos que visites nuestra sección Tareas y técnicas de trabajo.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social