Consejos de Belleza de las Abuelas

Tips de Belleza de las Abuelas

Antes de tanta tecnología al alcance y de innovadores productos de cosmética, los consejos de belleza de las abuelas eran lo que se transmitían de generación en generación para lucir bellas. No era poco habitual aprender sobre el uso de ingredientes de cocina para mostrar un mejor aspecto, y casi siempre eran acompañados con la recomendación de que el atributo más bello es una buena actitud.

Conoce estos tips añosos, que superan en muchos casos a los productos y avances de estos tiempos.

Consejos de belleza

La generación de las abuelas tuvo que aprender a usar el ingenio y la creatividad, en lugar de confiarse de productos al alcance. Puedes verlas aún hoy: detrás de las arrugas que les ha dejado el paso del tiempo, su piel sigue irradiando un atractivo inextinguible. Y es que el primero de sus consejos es lucir una actitud simple, aunque segura, y aprovechar todo lo que tienes a tu disposición para verte más linda.

Consejos de belleza para aplicar a diario. Tips de belleza caseros.

© Depositphotos.com/chesterf

Imagen 1. Antes de aplicar el maquillaje, frota tu rostro con un cubo de hielo para que los productos luzcan mejor y duren más tiempo.

Toda sesión de belleza comienza con un adecuado cuidado. Las abuelas recomiendan lavar el rostro con un algodón embebido con agua tibia, a la que hayamos agregado un poco de vinagre de manzana, o también con leche. Deja actuar unos momentos y enjuaga después con agua templada. Nunca seques el rostro raspando con una toalla, sino de a golpecitos suaves, mejor con papel tissue.

Una o dos veces por semana exfolia la piel del rostro, mezclando una cucharadita de jugo de limón, una cucharadita de leche o de mantequilla, y azúcar blanco común. Frota suavemente, deja actuar unos momentos, y enjuaga con agua templada. ¿Tienes un granito? No hay problema: aplica crema dental por encima, y deja hasta que se seque por completo antes de enjuagar con agua fría. Y nunca presiones las espinillas ni rompas la piel.

Recetas de belleza de las abuelas

Para lucir unos labios pulposos y sensuales debes exfoliarlos tres a cinco veces por semana, mezclando un poco de miel pura con azúcar blanco de mesa, y frotar suavemente los labios con la yema de los dedos. Enjuaga con agua tibia y seca dando palmaditas con papel tissue o un paño suave. Aplica un poco de crema nutritiva y, cuando se absorba, ya puedes ponerte el labial.

Para tener un cabello despampanante, aplica una vez por semana un poco de aceite de almendras sobre el pelo seco, masajea suavemente, y deja actuar por 15 minutos, cubriendo con un gorro plástico y una toalla o gorro de lana, para dar algo de calor. Enjuaga con agua templada, terminando siempre con un poco de agua fría, para realzar el brillo.

Si llevas el cabello sucio y no tienes tiempo de lavarlo, aprovecha este consejo de las abuelas: espolvorea con talco en el cuero cabelludo, masajea suavemente, y modela usando un peine fino para quitar el polvillo. Si necesitas modelar y no tienes el producto adecuado, aplica crema de manos y peina: esto también lo hidratará, si lo dejas actuar durante toda la noche.

Aprovecha al máximo el maquillaje que llevas en la cartera: las sombras de ojos también sirven para mejorar la apariencia de tus labios, el labial cumple las funciones del rubor, y los delineadores de ojos y de labios pueden intercambiarse, si el color fuera apropiado.

Los consejos de belleza de nuestras abuelas para antes del maquillaje incluyen lavar la cara con agua fría (o mejor aún: frótala suavemente con un cubo de hielo), para cerrar los poros y hacer que el maquillaje dure por más tiempo. También reducir la inflamación (por ejemplo: las bolsas debajo de los ojos) aplicando té en hebras húmedo y rociado con sal, o bolsitas de té usadas, húmedas y espolvoreadas con sal, por 10 minutos antes de aplicar el maquillaje; y también quitar todos los productos de la piel antes de hidratar e ir a dormir, siempre.

Finalmente, recuerda que la sonrisa es uno de los principales rasgos de belleza. Cuida de tus dientes con una higiene adecuada, y frótalos una a dos veces por semana con fresas (frutillas) trituradas, para que el ácido que contienen limpie el esmalte dental, según estos valiosos consejos de belleza de nuestras abuelas.

Si deseas leer más artículos similares a Consejos de Belleza de las Abuelas, te sugerimos que visites nuestra sección Otros.

Esta nota te fue útil?

Si te gustó compártelo o publícalo en tu red social